Páginas vistas en total

viernes, 2 de diciembre de 2011

CLASIFICACION Y DESCRIPCION DIAGNOSTICA/ Trastorno especifico del desarrollo del lenguaje


CLASIFICACION Y DESCRIPCION DIAGNOSTICA

Se han seguido distintos enfoques y distintas definiciones operativas del trastorno para establecer subgrupos o clasificaciones del TEDL.
La clasificación posiblemente más citada y una de las más aceptadas es la realizada por Rapin y Allen (1983, 1987; con una revisión de Rapin en 1996 que subdivide o reagrupa la taxonomía original en tres grandes categorías clínicas) que indicamos a continuación y que completamos en anexo 2:

A. Trastornos del lenguaje expresivo


- Dispraxia verbal * Discrepancias de inclusión por

sus implicaciones motoras.

- Déficit de programación fonológica

B. Trastornos del lenguaje expresivo y receptivo

- Agnosia auditivo-verbal

- Déficit fonológico-sintáctico

C. Trastornos del procesamiento de orden superior

- Déficit léxico-sintáctico.
- Déficit semántico-pragmático * Discrepancias de inclusión por su posible relación con los trastornos del espectro autista.

Aunque esta clasificación es una aportación valiosa de cara a las investigaciones sobre los TEDL, no queda claro si no pudiese existir un solapamiento entre los distintos subgrupos ni si existe estabilidad de los subgrupos a lo largo del tiempo. Es decir, un mismo niño podría tener características o problemas de uno o varios tipos y/o podría variar de subgrupo en distintos momentos de su evolución o desarrollo. Es evidente que el propio proceso de desarrollo o adquisición lingüística va marcando diferencias individuales en función de las estrategias compensadoras utilizadas por el sujeto y las características del entorno.También parece que los estudios para describir a los distintos subgrupos, fundamentalmente en relación a las distintas dimensiones lingüísticas y comunicativas, han sido escasos o poco fiables por lo que carecemos de criterios de inclusión claros. La inclusión en uno u otro grupo puede venir determinada por el tipo de instrumentos utilizados en la evaluación (muestra de lenguaje espontaneo versus pruebas estandarizadas, por ejemplo) Todo ello nos lleva a proponer una clasificación más global, matizada por un análisis y descripción cuidada del perfil lingüístico y comunicativo de cada alumno objeto de evaluación. Partiríamos de dos amplios subgrupos:


A. Trastorno especifico del desarrollo del lenguaje expresivo

B. Trastorno específico del desarrollo del lenguaje expresivo-receptivo


En algunas investigaciones o taxonomías de los TEDL se excluyen los trastornos fonológicos o de articulación pero teniendo en cuenta la definición que hemos dado en los inicios de nuestra intervención, nosotros no estamos de acuerdo con esa exclusión.

La Asociación Americana de Psiquiatría, en el DSM IV (1994) integra los trastornos específicos del desarrollo del lenguaje, tanto grupo mixto como del lenguaje expresivo, dentro de un grupo más amplio denominado trastornos de la comunicación que incluye tanto los trastornos evolutivos como los adquiridos (afasia).

Trastornos de la comunicación (DSM IV)

1. Trastorno del lenguaje expresivo

2. Trastorno mixto del lenguaje receptivo-expresivo

3. Trastorno fonológico

4. Tartamudeo

5. Trastorno de la comunicación no especificado

Los criterios del DSM IV tienen el problema de la ambigüedad de los criterios(puntuaciones del desarrollo del lenguaje sustancialmente por debajo de la capacidad no-verbal ) y el hecho de integrar tanto los trastornos adquiridos como los evolutivos.

No excluye la presencia de déficit  neurológico. Otro problema es que describe pobremente los perfiles y/o reduce la heterogeneidad que se recoge en la clínica, además de que aboga por un continuo de severidad entre el trastorno expresivo y el trastorno mixto (hecho totalmente discutible según los datos de las investigaciones y de la clínica).

La taxonomía de la Organización Mundial de la salud, en el ICE-10, sí recoge o menciona de forma diferenciada los trastornos específicos del desarrollo del lenguaje excluyendo los trastornos adquiridos y/o con causa neurológica conocida. Entre los TEL menciona los siguientes:
Trastornos específicos del desarrollo del habla y del lenguaje
1. Trastorno específico de la pronunciación
2. Trastorno de la expresión del lenguaje
3. Trastorno de la comprensión del lenguaje
4. Afasia adquirida con epilepsia
5. Otros trastornos del desarrollo del habla y del lenguaje
6. Trastornos del desarrollo del habla y del lenguaje sin especificación
Los criterios diagnósticos de la ICE son más que discutibles ya que propone como punto de corte la existencia de puntuaciones de lenguaje dos desviaciones estándar por debajo del nivel esperado y una desviación estándar por debajo del CI no verbal.
La CIE excluye del diagnóstico cualquier caso que presente déficit sensorial, físico o retraso mental, sin que al parecer tenga en cuenta diagnósticos concurrentes. Otro problema es que no recoge los casos mixtos. Repasando una visión integral y global de los trastornos del lenguaje en la infancia y el lugar que ocupan en los mismos los TEDL, destacamos los siguientes subgrupos
Trastornos del lenguaje en la infancia
1. Defectos estructurales o sensoriomotores del aparato del habla.
2. Trastornos del habla de origen desconocido
3. Pérdida auditiva
4. Daño cerebral o disfunción adquirida en un periodo neonatal o perinatal
5. Daño cerebral o disfunción adquirida en la niñez (afasia)
6. Trastornos conductuales y emocionales
7. Deprivación sociocultural
8. Trastornos específicos del desarrollo del lenguaje (TEDL)
Fuente:María Gortázar Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario