Páginas vistas en total

jueves, 1 de diciembre de 2011

Ámbito Afectivo/TDAH


Ámbito Afectivo

En términos generales su desarrollo socioafectivo está influenciado por los mismos factores que en el resto de los niños/as, sin embargo, las dificultades de adaptación que presentan desde temprana edad inciden en que se observen mayores indicadores de estrés y de ansiedad. En la mayoría de los casos el estrés y la ansiedad están asociados a la sobreexigencia que perciben, tanto de su ambiente familiar como del centro educativo, respecto a mejorar su conducta.

¿Es cierto que la autoestima es uno de sus aspectos más sensibles?

La autoestima es uno de los aspectos más sensibles y más vulnerables durante la niñez y por lo tanto, requiere del mayor cuidado. En la mayoría de los niños y niñas con TDA con y sin hiperactividad la autoestima se ve disminuida tempranamente por la acumulación de repetidas frustraciones y llamadas de atención por su conducta. Los mensajes que más frecuentemente reciben, hacen alusión a conductas no logradas: “otra vez no terminaste

tu trabajo” , “ya tienes todas tus cosas desordenadas”, o a conductas disruptivas como “quédate quieto”… “deja tranquila la silla”, “no le quites el juguete a tu compañero”, “te quedarás sin salir a recreo”, etc. y a críticas que suelen escuchar en los comentarios acerca de su conducta, que realizan los padres y familiares entre ellos y/o con los/as educadores,.

¿Cuál es el desafío entonces?

Favorecer la autoestima de los niños y niñas con TDA, ya que es determinante para la superación progresiva de sus dificultades, intencionando mensajes que destaquen sus Fortalezas y posibilidades y no solamente sus debilidades.


Los sentimientos del propio valer y del propio poder constituyen, por una

parte, el motor de la motivación de logro y por otra, permiten aceptar las

dificultades y emprender alternativas de cambio.

Por otro lado, un niño o niña que se siente poco querido(a) sólo tendrá una

actitud defensiva frente a sus dificultades y reaccionará sin motivación a las

invitaciones para mejorar.

Vea el siguiente ejemplo:

Un niño o niña que logra construir un discurso como el siguiente, lo más

probable es que logre ir superando progresivamente sus dificultades:

“Tengo cualidades y me las reconocen” “también tengo defectos pero me

aceptan como soy” “con ayuda voy a mejorar en aquello que no soy tan

bueno/a”

Y un caso distinto sería:

Un niño o niña que se desenvuelve con el siguiente discurso:

“Nada me sale bien y siempre me están  retando” “no importa lo que haga

siempre me van a retar”.

Fuente:
HIPERACTIVIDAD Y DIFICULTAD DE ATENCION Y CONCENTRACION



COORDINADORA NACIONAL DE EDUCACIÓN ESPECIAL

Paulina Godoy Lenz

COORDINADORA NACIONAL DE EDUCACIÓN PARVULARIA

Jimena Díaz Cordal

4 comentarios:

  1. Decían que mi hijo era travieso,inquieto,rebelde. Cuántas veces habrá escuchado "¿es que no puedes dejar de hablar o estarte quietecito?". En sus tres primeros años de vida nuestro entorno familiar era muy desfavorable. Una estupenda maestra,amiga de mi infancia,fue la que me comunicó que podía padecer algún tipo de trastorno. Yo era una madre muy joven y tuve que aprender a amarle tal como era y alabar sus logros,ya que era un niño con una inteligencia y una creatividad fuera de lo común. Ahora es artista,productor musical. Fue una dura tarea pero me siento muy recompensada. Gracias por estas entradas,gracias a ellas voy aprendiendo un poquito más.

    ResponderEliminar
  2. Estoy leyendo un libro que me está impactando…el autor se basa sobre todo en enseñar partiendo del afecto, de la atención…comenta que es bueno abrazar, besar y hablar de forma espontánea a nuestros hijos…querida Herminia… tu hijo gracias a ti… a tu pedagogía afectiva supero muchas dificultades… Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
  3. Creo que estos artículos ayudarán a muchas personas.Muchas gracias Marién.
    Un abrazo desde España.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Daniela!Ese es el objetivo del blog.Entre todos crear un espacio que nos ayude a comprender las dificultades y necesidades de nuestros hijos/alumnos!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar