Páginas vistas en total

lunes, 26 de septiembre de 2011

PADRES – HIJOS( ámbito familiar)


PADRES – HIJOS( ámbito familiar)
Los padres tenemos que:
  • Hacer sentir a nuestro hijo todo lo que le queremos y lo importante que es para nosotros.
  • Valorar sus puntos fuertes, hacerles ver que saben hacer muchas cosas muy bien e intentar ignorar, pero no consentir, aquellos comportamientos que no son correctos.
  • Mantener una actitud tranquila y serena, ante los comportamientos inadecuados, que no consigan que nos alteremos ni con palabras ni con gestos. En ocasiones los silencios con una cara seria son efectivos.
  • Saber dialogar y ser tolerantes, pero no consentir aquello que consideremos incorrecto. Con la misma felicidad, serenidad y coherencia que les premiamos, hemos de ser serios al castigarles cuando su comportamiento sea incorrecto, así aprenden que hay normas que han de cumplirse.
  • Los castigos han de ser cortos y realistas, adecuados a la edad del niño y se han de aplicar de forma inmediata a realizarse el comportamiento incorrecto. El castigo debe ser el último recurso a emplear.
  • Las normas que ha cumplir nuestro hijo deben ser adecuadas a su edad y han de ser claras, sencillas , consensuadas por todos y conocidas en todo momento. Nuestro hijo debe saber de forma clara que conductas no son correctas.
  • Hemos de explicarle de forma clara la consecuencia de su conducta. Aplicar los refuerzos con coherencia. Hacerle saber que ante conductas positivas hay refuerzos positivos y que estos refuerzos positivos no se dan ante conductas inadecuadas.
  • Cuando apliquemos premios o castigos seamos coherentes no nos dejemos llevar por nuestro estado de ánimo.
  • Es muy importante saber escuchar a nuestros hijos, compartir sentimientos con ellos, que participen con nosotros en la elaboración de normas y de las decisiones que se tengan que tomar.
  • Valorar sus habilidades y aptitudes, estimar su creatividad e iniciativa y potenciar su comportamiento autónomo y responsable en cualquier ámbito.
  • Inculcar y potenciar responsabilidades que sean propias de su edad, evitando el sobreproteccionismo y también las exigencias exageradas.
  • Favorecer desde pequeños que participen, planifiquen y organicen, aquellas tareas que les compete como: recogida de juguetes, tiempos de estudio, material escolar…
  • Tanto el papá como la mama deben participar en la educación, llegando a acuerdos sobre cómo establecer normas y limites.
  • Hay que hablar de forma habitual con los niños, tenemos que contestar sus preguntas. no dejar de responder ninguna pregunta, ni utilizar evasivas. Que nos cuente y nosotros también contarles nuestras cosas. Tenemos que conseguir que se sientan seguros, amados y comprendidos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario