Páginas vistas en total

miércoles, 25 de junio de 2014

EDUCACIÓN Y RESILIENCIA


EDUCACIÓN Y RESILIENCIA
-"APLICACIONES EDUCATIVAS DE LA PSICOLOGÍA POSITIVA"(coordCaruana Vañó)
http://convivencia.files.wordpress.com/2012/03/aplicaciones_psicologia_positiva-426p.pdf
-"Aulas felices" Psicología positiva aplicada a la educación"http://catedu.es/psicologiapositiva/
- Estudio de las representaciones sociales de los profesores de la escuelabásica nº 1739 “Niño Levántate” y el desarrollo de resiliencia en los alumn@s
http://www.resiliencia.cl/investig/Tesis(Belloni-Villalobos).pdf
- "Promoción Preventiva de -Competencias Resilientes a través de losProfesores de Educación Primaria" de Víctor Manuel Gutiérrez Jiménezhttp://es.scribd.com/doc/53446243/10/Materiales
- "Programa Rueda" Lemaître Roe y Puig Esteve http://www.addima.org/Documentos/recursos/programa%20rueda.pdf
- “Resiliencia: adolescencia y promoción en la escuela”Lorena Ramírez http://es.scribd.com/doc/76916072/
- La resiliencia en la escuela: aprendiendo a vivir http://escuelaconcerebro.wordpress.com/2013/10/20/la-resiliencia-en-la-escuela-aprendiendo-a-vivir/ BIBLIOGRAFÍA:
- RESILIENCIA EN LA ESCUELA Henderson, NanMilstein, y Mike M
http://www.libreriapaidos.com/9789501255089/RESILIENCIA+EN+LA+ESCUELA/
- "Resiliencia en el aula, un camino posible" María Gabriela Simpson http://www.editorialbonum.com.ar/libro.php?idlibro=326
- "Resiliencia sociocultural" María Gabriela Simpson http://www.editorialbonum.com.ar/libro.php?idlibro=512
- AMeducaB (Resiliencia en la Escuela)https://sites.google.com/site/eduaccion/la-resiliencia-en-la-escuela

FUENTE:https://www.facebook.com/pilar.surjodebunes

martes, 24 de junio de 2014

Anatomia de la memoria: Amigdala, hipocampo y...


Anatomia de la memoria: Amigdala, hipocampo y TE por raulespert

Educacion: ¿Poner notas o no?


Educacion: ¿Poner notas o no? por raulespert

Adaptar el modelo educativo al alumno, clave para potenciar el aprendizaje



Adaptar el modelo educativo al alumno, clave para potenciar el aprendizaje
La observación experta del tutor en las aulas permite hacer un diagnóstico precoz de los trastornos
Sandra Melgarejo. Barcelona
Durante el 5º Congreso Nacional de TDAH, que tuvo lugar hace unos días en Barcelona, se han dado a conocer varias experiencias educativas de éxito capaces de potenciar el aprendizaje del alumnado con trastorno de déficit de atención e hiperactividad. Maria Pàrraga ha presentado el ejemplo de la Fundación Pedagógica El Brot, un colegio para alumnos con trastornos del aprendizaje en el que “no es el niño quien se adapta al sistema, sino el sistema al niño”. “El alumno es el protagonista y respetamos su ritmo. Todo lo que se aplica en la vida cotidiana nos sirve dentro del colegio, donde es más importante la calidad, la práctica y la experimentación de lo que se aprende que la cantidad”, ha explicado Pàrraga. En El Brot, los educadores enseñan según las necesidades y los intereses del alumno a través de la observación del entorno. “Todo sirve para aprender, el aula está en todas partes, y el objetivo principal es mejorar el rendimiento escolar y aplicar los conocimientos a la vida cotidiana”.

.
Por su parte, Nuria Vilarasau, de la Escuela Garbí Pere Vergés d’Esplugues, ha explicado que su centro es “una escuela inclusiva donde la atención a la diversidad es el motor que hace funcionar al equipo”. El 23 por ciento de los mil alumnos de este colegio tiene dificultades del aprendizaje y, concretamente, el ocho por ciento (80 alumnos) tiene TDAH. La observación experta del tutor en las aulas permite hacer un diagnóstico precoz de los trastornos, además de elaborar un registro con los puntos fuertes y débiles de cada alumno. “Potenciamos las fortalezas y trabajamos las debilidades, junto con la familia”, ha destacado Vilasarau.
Por otro lado, Jordi Sanchís, del Colegio Lexia, ha comentado que el deporte es una herramienta eficaz para la inclusión académica y laboral de los chavales con TDAH. “Nos dimos cuenta de que en las clases de Educación Física se portaban mejor: había más compañerismo, más respeto hacia el profesor, más colaboración, cuidaban más el material… Así que decidimos potenciar la formación deportiva, añadiendo clases de psicomotricidad, baile, expresión corporal, etc.”, ha detallado Sanchís. “Esta decisión ha sido positiva para el futuro laboral y educativo de los alumnos, porque a muchos les pica el gusanillo de seguir estudiando ciclos formativos relacionados con el deporte y varios ya han sido contratados por diferentes entidades”, ha afirmado Sanchís. Finalmente, Antonio Marset ha hablado sobre el Centro de Estudios Acció 90, “un lugar donde se implica a las familias y se promueve el trato directo con los chavales, que se sienten valiosos y recompensados en sus esfuerzos”, ha afirmado Elena O’Callaghan, presidenta de TDAH Catalunya y moderadora de la tertulia, quien conoce personalmente la institución. Marset ha indicado que hay 15 alumnos de entre 16 y 20 años en cada clase, y que el objetivo es “mantener el proceso educativo para que retornen a la educación reglada o al trabajo”. “La dedicación al alumno es total y el contacto con la familia es prácticamente diario”, ha añadido.

lunes, 23 de junio de 2014

TRASTORNO SEMÁNTICO-PRAGMÁTICO – DETECCIÓN ESCOLAR




TRASTORNO SEMÁNTICO-PRAGMÁTICO – DETECCIÓN ESCOLAR
 
¿Qué sabemos acerca del Trastorno Semántico-Pragmático del lenguaje? Espaciofamiliar.net
Es probable que entre sus alumnos se encuentre alguno con las siguientes características:
  • No se comunica con sus pares
  • Tiende a jugar solo
  • Presta poca atención y fijación visual
  • Evidencia aleteo
  • Gira sobre su eje en forma repetitiva
  • Marcha en la punta de los pies
  • Su rendimiento es superior en el área ejecutiva que en la verbal
  • Su capacidad intelectual es “normal”, pero no comprende instrucciones
  • Habla “con un acento como de extranjero”
  • Mira fijamente los ojos de su interlocutor.
Si nos detenemos a analizar, encontramos que se parece a un autista ¿verdad?, pero no cumple los criterios, tampoco los cumple para considerarlo Asperger, entonces ¿de qué estamos hablando?
Autismo, Asperger y Trastorno Semántico- Pragmático ¿dónde están los límites?
En el Trastorno Semántico Pragmático si bien existe un retraso en el desarrollo temprano del lenguaje, empero, el niño tiene más capacidad para socializar, evidencia rasgos autistas suaves, ecolalia, pero la poca severidad no reúne los criterios para considerarlos autistas, sin embargo, forma parte de un continuo autista ya que no son cualitativamente distintos.
Origen del Trastorno Semántico Pragmático
Fue originalmente definido en 1983 por Rapin y Allen, para describir a un grupo de niños que presentaban rasgos autistas leves y problemas específicos de lenguaje semántico-pragmático.
Los padres de estos niños referían que sus primeras palabras aparecieron tarde. Los problemas se identificaban normalmente por primera vez entre los 18 meses y los 2 años, cuando el niño presentaba una ausencia o un limitado vocabulario según lo esperado para su edad.
Muchos padres podrían pensar que eran sordos, porque aparentemente no respondían cuando se les hablaba. Sin embargo, el problema no era sordera sino que se les dificulta procesar el significado del lenguaje.
Básicamente se les dificulta extraer el significado de las cosas, por ejemplo: un niño puede ver un pato escondido en un dibujo pero no comprende la historia que refleja el dibujo; ello trae como consecuencia que no se les hace grato los cambios por eso quieren comer siempre lo mismo, usar la misma ropa, tienen rutinas y desarrollan intereses obsesivos.
Estos pequeños son literales y se les dificulta entender los chistes, cuando les mienten o engañan.

Un detalle importante es que aprenden muchas palabras “las memorizan” pero no conocen su significado, su lenguaje puede ser escolástico como forma de aprender pero puede ser incapaz de explicar que hizo en clase toda la mañana.
Se le dificulta ponerse en los zapatos del otro, por ello se les dificulta vincularse con sus pares, no saben jugar  y no son creativos. Por ejemplo: pueden ver un programa de televisión, memorizarlo y repetirlo pero no lo comprenden. En este sentido, es importante controlar los programas violentos ellos pueden literalmente lanzarse por la ventana creyendo que son superman.
Tienen dificultades en sus habilidades motoras gruesas y finas, aprenden más tarde a montar bicicleta, no obtienen éxito en fútbol (por las reglas del juego y son un poco torpes) y evidencian inmadurez en la pinza fina (tomar un lápiz).
Por todo lo expuesto, a continuación se sugerirán algunas recomendaciones para facilitar la labor de padres y docentes, con el fin de proveerles a estos menores de mayor calidad de vida:
  1. Hogar y aula estructurada, avísele con antelación si realizará cambios en la rutina.
  2. Normas claras.
  3. Hablar mucho con ellos y siempre pregúntele qué entendió.
  4. Enseñarles a esperar su turno para hablar.
  5. Es conveniente que estudien en colegios regulares donde los niños los inviten a socializar.
  6. Explicarle a los compañeritos su condición, para juntos ayudarlo y evitar discriminaciones.
  7. Ayudarle a hacer la tarea.
  8. Realizar deportes.
  9. Conocer el programa del lapso y estimularlo en casa.
  10. Es preciso un horario para todas las actividades especialmente en la tarde.
  11. Jugar con ellos, para enseñarles a vincularse.
  12. Descubrir sus intereses y enseñarle con ese tema a sumar, etc.
  13. Sincronía en normas y límites entre los padres y maestros.
  14. Sugiérale alguna forma de conducta alternativa, recuerde que son literales y es preciso decirles lo que deben hacer.
  15. Se sugiere un equipo multidisciplinario constituido por padres, terapista de lenguaje, psicopedagoga, psicóloga y maestra.
 FUENTE:http://iinnuar.wordpress.com/

Criterios de Szatmari para el diagnóstico del Síndrome de Asperger/Criterios de Gillberg para el diagnóstico del Síndrome de Asperger



 

LISTA DE DIAGNÓSTICO DE AUTISMO (Ángel Riviére y otros, 1988)


 
 
LISTA DE DIAGNÓSTICO DE AUTISMO

                                   (Ángel Riviére y otros, 1988)

 ENLACE:



 

 

domingo, 22 de junio de 2014

10 claves para evaluar las CCBB

10 claves para evaluar las CCBB por Martín Pinos. Asesor de CCBB del CPR Juan de Lanuza de Zaragoza. Evaluación de Competencias 2º Ciclo de Ed. Infantil - 1º Ciclo de Ed. Primaria - 2º Ciclo de Ed. Primaria - 3º Ciclo de Ed. Primaria - 1º Curso de E.S.O. - 2º Curso de E.S.O. - 3º Curso de E.S.O. - 4º Curso de E.S.O. Resumen:

Cuando decir sí y cuando no. Cómo y por qué poner límites

El sueño en los niños con TDAH

 

 

El sueño en los niños con TDAH

El sueño es vital para todos. Influye directamente sobre la salud, el desarrollo y el funcionamiento de la persona durante el día.  Mientras dormimos, se llevan a cabo inconscientemente procesos como la fijación de la memoria o la restauración del cuerpo y mente. Si se duerme mal o no lo suficiente, se pueden desarrollar alteraciones a nivel biológico, conductual y/o social.
 

¿Cómo se puede manifestar el problema con el sueño?

- Dificultades para conciliar el sueño
- Resistencia para irse a dormir
- Frecuentes despertares nocturnos
- Descanso no reparador
- Resistencia para despertarse por la mañana
- Cansancio después de haber dormido
- Somnolencia durante el día
 
En el caso de los niños con TDAH, es frecuente que se presenten alteraciones en el sueño. Se calcula, que de los niños y adolescentes que padecen este trastorno, entre un 25% y un 40%, presentan algún tipo de afectación en el sueño. Como hemos mencionado anteriormente, el impacto que acarrea el no dormir bien o suficiente, se puede ver reflejado en:
 
- Dificultades a nivel social y emocional
- Bajo rendimiento cognitivo
- Bajo nivel de rendimiento escolar
- Disminución de la calidad de vida del niño y de las personas de su entorno familiar
 
Cuando se presentan trastornos del sueño asociados al TDAH es muy probable que las alteraciones en el descanso empeoren los síntomas del TDAH, aumentando la sintomatología a lo largo del día. Por lo que se puede ver afectada la vida familiar, creando más conflictos entre hermanos o con los padres, y también la vida escolar, generando conflictos con los compañeros y/o profesores.
 
Es importante que como madre o padre de un niño con TDAH que padece trastornos del sueño, intentes fomentar buenos hábitos, como:
- establecer una hora para irse a la cama

- no permitir elementos estimulantes dentro de la habitación (TV, videojuegos)
- modificar el número de siestas durante el día
- acompañar de forma tranquila al niño para que se vaya relajando fomentando un entorno de descanso que facilite el sueño
 
Sin embargo, debemos recordar, que en niños con TDAH deben identificarse de forma rigurosa los problemas del sueño, y de los desórdenes que acarrean, para establecer unas pautas individualizadas de acuerdo con las recomendaciones de su especialista.
FUENTE:http://www.tdahytu.es/

Feliz verano!!!

 
 
 
Último día del cole (con los alumnos)... un día bello y triste a la vez.Bello porque les hemos visto ...sonreír,disfrutar,llenarnos de muestras de cariño...cómo voy a echar de menos sus miradas,sus ocurrencias,sus muestras de afecto!!!Trist...e porque nos dejan,aunque sea hasta septiembre.Ahora el cole se notará vacío,sin la belleza y la humanidad que ellos trasmiten.
Sentir que nos dejan, es un sentimiento diferente a otros...es una sensación de que algo nos falta.Sólo, con la imaginación y el recuerdo,podemos de nuevo,escuchar sus risas, notar su felicidad espontánea y radiante!!!
Hoy también ha sido especialmente bello gracias a las palabras de unos padres...es complicado en ocasiones poder dar el máximo en nuestra tarea...no obstante intento poner en mi profesión todo mi afecto y energía.
Gracias Nieves...gracias Javier Vicente...mil gracias por vuestro afecto,comprensión y amistad!!!
Mis mejores deseos para todos!!!

Marién

jueves, 19 de junio de 2014

Emociones positivas en el aula: una cuestión de actitud

 
 
El clima emocional positivo en el aula: de la teoría a la práctica
Sin obviar que cierto grado de estrés ayuda al alumno a mantenerse activo y puede ser bueno para su rendimiento, cuando alcanza cotas altas o se vuelve crónico resulta muy perjudicial por lo que, en la práctica cotidiana, el aprendizaje requiere trabajar con emociones positivas. A continuación comentamos algunas estrategias que hemos implementado y que hemos comprobado que son útiles para promover entornos de aprendizaje positivos.
Elogios sí, pero los adecuados
Para incentivar su motivación de logro, el alumno ha de ser consciente de su propio progreso. Es por ello que resulta beneficioso utilizar refuerzos sociales como el elogio, siempre que sea adecuado. Cuando elogiamos al alumno por su esfuerzo o actitud y no por su capacidad o inteligencia estamos fomentando su perseverancia y cuando se enfrente a tareas novedosas de mayor dificultad será más difícil que decaiga su empeño. Por otra parte, el elogio específico (“Veo que estáis asumiendo grandes responsabilidades en este trabajo”) es más beneficioso que el general (“Buen trabajo chicos”). Y no olvidemos la importancia de determinados refuerzos no verbales como pueden ser una mirada cómplice, una sonrisa  o un simple golpecito en la espalda del alumno.
Rutinas
La realización de determinadas rutinas aporta seguridad al alumno y puede ayudarle a que mejore su sentido de afiliación y de pertenencia al grupo, tan importante para cultivar las buenas relaciones entre compañeros. Se puede comenzar la jornada diaria dedicando unos minutos a la lectura y reflexión de algún tema de actualidad, se puede acabar la misma dedicando unos minutos a la relajación o se pueden dedicar unos minutos a felicitar todo el grupo a un compañero cuando celebre su aniversario. Siempre utilizando rituales adecuados a la edad del alumnado.
Conectados con la comunidad
Para que el aprendizaje sea significativo, la escuela no puede estar desconectada de lo que ocurre en la vida real. Qué interesante es que, frecuentemente, compañeros de cursos diferentes, antiguos alumnos, padres o representantes cercanos de la comunidad puedan compartir sus vivencias y experiencias. El cerebro social de nuestros alumnos lo agradecerá. En palabras de Richard Gerver: “La comunidad que nos rodea puede proporcionar la historia que vamos a escribir. Si la historia procede únicamente del personal docente, siempre será una fantasía; si procede de todos nosotros, será real” (Gerver, 2012).
Siempre positivos
Es una realidad que en la escuela, tradicionalmente, ha predominado la detección de errores en detrimento de mostrar las fortalezas o virtudes del alumno (en los exámenes prepondera el subrayado en rojo de los errores). Para luchar contra las actitudes negativas que observamos en muchos alumnos debido a experiencias pasadas negativas (“a mí siempre se me dieron mal las matemáticas”, era el comentario de un niño de diez años) se requiere un cambio de mirada y trabajar pacientemente con actividades adecuadas. Por ejemplo, podemos dividir a la clase en grupos de cuatro a seis alumnos eligiéndose un miembro del mismo. El resto, escribe en una hoja aspectos positivos de su compañero, se hace un resumen de las cualidades anotadas y se le entrega. Se repite el ejercicio con los otros alumnos (Vaello, 2011).
Posibilidad de elección
Qué mejor manera para motivar a los alumnos que fomentar su participación permitiéndoles posibilidades de elección y haciéndolos protagonistas activos de los procesos de enseñanza y aprendizaje. Al elegir voluntariamente, los alumnos se involucran más, fomentamos su autonomía y perciben las tareas como un juego, ese mecanismo natural en el que confluyen las emociones, el placer y la recompensa y que es imprescindible para el aprendizaje. Por ejemplo, se les hace participar directamente en el establecimiento de normas de comportamiento en el aula para que puedan responsabilizarse directamente de su elección. O en el tiempo dedicado a la lectura, se les permite que elijan qué desean leer con la condición de que compartan su aprendizaje con sus compañeros.
Sonríe, por favor
Cuando se les pregunta a los alumnos qué valoran de su profesor suele aparecer el sentido del humor. Cuántas veces hemos asistido a las tradicionales clases magistrales en las que impera un ambiente frío y solemne en el que todo lo que se aleje del silencio sepulcral es interpretado como disruptivo. Pues bien, la neurociencia está demostrando que para optimizar la atención se requiere todo lo contrario, a saber, novedad, actividad y movimiento, es decir, los entornos aburridos dificultan el aprendizaje. Qué mejor manera para generar climas emocionales positivos que cultivar la sonrisa y cierto desenfado que sabemos que es contagioso. Al fin y al cabo, el contagio emocional es el precursor de la empatía.
Al estar de buen humor somos más creativos, resolvemos mejor los problemas y tomamos decisiones más acertadas. Como comentan Anna Forés y Marta Ligioiz: “Sesiones de risa y humor cada día, tras algunas horas de clase, significarán un cambio sustancial, con elevación del estado anímico del alumnado y profesorado. Una atmósfera educativa saludable y estimulante” (Forés y Ligioiz, 2009). Pero evitando ese sarcasmo tan habitual en la profesión docente.
Importancia de las artes
La neurociencia está demostrando la importancia de las disciplinas artísticas como la música o el teatro, para desarrollar competencias básicas en el proceso de desarrollo personal y académico del alumno como la colaboración, la perseverancia o el autocontrol. Y la adquisición de toda esta serie de habilidades sociales, emocionales y cognitivas no debería aprenderse en actividades marginales, como se hace a menudo, sino que deberían de formar parte del currículo. ¿Se imaginan las tablas de derivadas a ritmo de rap o las leyes de Newton escenificadas en una obra de teatro? Pues es posible.
Aprendizaje social y emocional
La educación emocional ha de ser un proceso continuo que permita adquirir una serie de competencias esenciales para el desarrollo integral del alumno y que le permitan afrontar la vida aumentando su bienestar personal y social. El objetivo de las actividades elegidas (seguramente para realizarlas en las actividades de tutoría, aunque este aprendizaje debe estar en conexión con el resto de asignaturas) ha de ser el de desarrollar habilidades para generar emociones positivas o adoptar actitudes positivas ante la vida, entre otras (Bisquerra, 2012). Se fomenta así la colaboración entre alumnos, la asertividad, el respeto o la adquisición de estrategias para la mejora de la regulación emocional, como el aprendizaje de ese diálogo interno imprescindible que nos puede hacer más optimistas y mejores gestores de nuestras propias emociones. En este proceso, hemos comprobado que la visión de videos sobre historias reales de superación personal y su posterior análisis colectivo resulta muy útil.
El profesor entusiasmado
Y en todo este proceso para generar un clima emocional positivo en el aula, el papel del profesor, el instrumento didáctico más potente, es trascendental. Un profesor que fomenta su amor por la enseñanza, que transmite entusiasmo, que utiliza un lenguaje positivo y respetuoso y que es capaz de mirar con afecto a sus alumnos y de aceptarlos de forma incondicional. En resumen, una persona que constituye un referente válido para ellos porque es capaz de activar sus neuronas espejo y de fomentar un aprendizaje por imitación adecuado. Como decía Mahatma Gandhi: “Sé tú el cambio que deseas ver en el mundo”.
Conclusiones finales
Las emociones son reacciones inconscientes que la naturaleza ha ideado para garantizar la supervivencia y que, por nuestro propio beneficio, hemos de aprender a gestionar (no erradicar).
Uno de los grandes descubrimientos de la neurociencia ha sido el de demostrar que los procesos emocionales y los cognitivos no se pueden separar. Francisco Mora lo resume muy bien: “Todo aquello conducente a la adquisición de conocimiento como la curiosidad, la atención, la memoria o la toma de decisiones, requiere de esa energía que hemos llamado emoción” (Mora, 2013). A lo que podríamos añadir que es más fácil si esas emociones son positivas y, sobre todo, su influencia en el aprendizaje es crucial, entendiendo éste como un aprendizaje significativo que nos permite afrontar las situaciones de la vida contribuyendo a un mejor bienestar personal y social. El cambio es posible.
Jesús C. Guillén
Bibliografía:
1. Bisquerra, Rafael (2012). Orientación, tutoría y educación emocional. Síntesis.
2. Davidson, R. et al. (2003): “Alterations in brain and immune function produced by mindfulness meditation”. Psychosomatic Medicine, 65.
3. Davidson, Richard, Begley, Sharon (2012). El perfil emocional de tu cerebro. Destino.
4. Erk, S. et al. (2003): “Emotional context modulates subsequent memory effect”. Neuroimage, 18.
5. Forés, Anna, Ligioiz, Marta (2009). Descubrir la neurodidáctica. UOC.
6. Fredrickson, B. y Branigan C. (2005): “Positive emotions broaden the scope of attention and thought-action repertoires”. Cognition and Emotion, 19.
7. Fredrickson, Barbara (2009). Positivity: Top-notch research reveals the 3-to-1 ratio that will change your life. Harmony.
8. Gerver, Richard (2012). Crear hoy la escuela del mañana. Ediciones SM.
9. Gilbert, Ian (2005). Motivar para aprender en el aula. Las siete claves de la motivación escolar. Paidós.
10. Goleman, Daniel (2012). El cerebro y la inteligencia emocional: nuevos descubrimientos. Ediciones B.
11. Hardiman, Mariale (2012). The brain-targeted teaching model for 21 st-century schools. Corwin.
12. Jensen, Eric y Snider, Carol (2013). Turnaround tools for the teenage brain. Jossey-Bass.
13. Mora, Francisco (2013). Neuroeducación: sólo se puede aprender aquello que se ama. Alianza Editorial.
14. Reyes et al. (2012): “Clasroom emotional climate, student engagement, and academic achievement”. Journal of Educational Psychology, 104.
15. Seligman, Martin (2011). La auténtica felicidad. Ediciones B.
16. Vaello, Joan (2011). Cómo dar clase a los que no quieren. Graó.
 
 

 
 

martes, 17 de junio de 2014

Cinco consejos para disminuir el comportamiento desafiante de tu hijo



Consejos y estrategiasLa psicóloga dice que un niño sí puede superar esta conducta, pero que requiere un cambio en los padres también. Por ello, no es recomendable retarlos excesivamente o castigarlos, sino  mantener una relación armónica entre padres e hijos.
“Los padres deben conectarse con el niño y no quedarse sólo en la mala conducta sino que también en el porqué de ésta, muchas veces con estas actitudes desafiantes los niños nos dan un mensaje de algo que están necesitando o también muchas veces son un reflejo de conductas de los mismos padres”, dice.
Por otro lado, Jeffrey Bernstein describe en su libro “10 días para que un niño sea menos desafiante: El programa de avance para la superación de la conducta difícil de su hijo”, cinco consejos y estrategias para manejar a un niño con carácter desafiante:
1) Ser consciente. Los hijos luchan con sus sentimientos de inadecuación en las distintas etapas de la vida y dependiendo por supuesto de la situación en que se vean enfrentados.
2) Evite gritar. Su hijo tiende a alterarse rápidamente y usted gritando sólo conseguirá más rebeldía. Sea pacífico y trate de calmarlo.
3) Resista las luchas de poder. Los niños con TND creen que son iguales a todos, aunque sean autoridades o adultos, no hacen distinción a la jerarquía y hace inútil su lucha por tratar de ganarles e inculcarle que usted manda.
4) Mantenga la calma. Debe ser firme y no perder el control, indicando expectativas claras y no tratar de mandarlos porque ahí se descontrolan.5) Busque reforzar las conductas positivas. A veces los niños sufren de este trastorno porque necesitan atención. Por ello, usted debe conversar con él, escucharlo y tratar de comprenderlo.
Por último, Maribel Corcuera agrega: “Se debe tener una coordinación importante entre ambos padres y quienes cuiden cotidianamente al niños ya que se les debe dar un ambiente con un mensaje claro donde las normas y los límites sean siempre los mismos y las consecuencias de las conductas de los niños no varíen según el día o  quien los cuide”.

FUENTE:http://www.elpais.com.uy/informacion

Recursos para profesores /5º Primaria


 

Recursos para profesores
 


Ver publicación com5º | Recursos primaria



Vedoque: xogos educativos gratis, fichas e outros materiais educativos: http://www.vedoque.com/

Ministerio de Educación e Ciencia: http://www.ite.educacion.es/profesores/asignaturas/"  
Recursos educativos en Flash: http://algobar.com/recursos/


 

 

Principios pedagógicos que subyacen al enfoque basado en las competencias


 

La pretensión central del dispositivo escolar no es transmitir informaciones y conocimientos, sino provocar el desarrollo de competencias básicas.

• El objetivo de los procesos de enseñanza no ha de ser que los alumnos aprendan las disciplinas, sino que reconstruyan sus modelos mentales vulgares, sus esquemas de pensamiento.

• Provocar aprendizaje relevante requiere implicar activamente al estudiante en procesos de búsqueda, estudio, experimentación, reflexión, aplicación y comunicación del conocimiento.

• El desarrollo de las competencias fundamentales requiere focalizar en las situaciones reales y proponer actividades auténticas. Vincular el conocimiento a los problemas importantes de la vida cotidiana.

• La organización espacial y temporal de los contextos escolares ha de contemplar la flexibilidad y creatividad requerida por la naturaleza de las tareas auténticas y por las exigencias de vinculación con el entorno social.

Aprender en situaciones de incertidumbre y en procesos permanentes de cambio es una condición para el desarrollo de competencias básicas y para aprender a aprender.

La estrategia didáctica más relevante se concreta en la preparación de entornos de aprendizaje caracterizados por el intercambio y vivencia de la cultura más viva y elaborada.

• El aprendizaje relevante requiere estimular la metacognición de cada estudiante, su capacidad para comprender y gobernar su propio y singular proceso de aprender y de aprender a aprender.

La cooperación entre iguales es una estrategia didáctica de primer orden. La cooperación incluye el diálogo, el debate y la discrepancia, el respeto a las diferencias, saber escuchar, enriquecerse con las aportaciones ajenas y tener la generosidad suficiente para ofrecer lo mejor de sí mismo.

El desarrollo de las competencias requiere proporcionar un entorno seguro y cálido en el que el aprendiz se sienta libre y confiado para probar, equivocarse, realimentar, y volver a probar.

• La evaluación educativa del rendimiento de los alumnos ha de entenderse básicamente como evaluación formativa, para facilitar el desarrollo en cada individuo de sus competencias de comprensión y actuación.

• La función del docente para el desarrollo de competencias puede concebirse como la tutorización del aprendizaje de los estudiantes lo que implica diseñar, planificar, organizar, estimular, acompañar, evaluar y reconducir sus procesos de aprendizaje.

FUENTE: Pérez Gómez, A.I. (2007): Las Competencias Básicas: su naturaleza e implicaciones pedagógicas (Cuaderno de Educación no 1.)

domingo, 15 de junio de 2014

Estrategias y recursos /Alumnado con TDAH





22-Recursos y estrategias útiles a nivel de organización de la clase, con alumnado con TDAH, que pueden ayudar al buen funcionamiento general del grupo.

1. Proporcionar a los alumnos con TDAH un ambiente estructurado, predictivo; informando de las reglas y normas del aula, procurando que estén siempre visibles. (Recordatorios)

2. Simplificar las instrucciones, utilizar palabras motivantes e intentar siempre atraer su atención. Comprobar que las han escuchado y entendido.

3. Dar actividades cortas y graduadas, si es necesario fragmentar una actividad larga en otras más cortas, de manera que puedan terminarse sin dificultad. No exigir todo a la vez, fragmentar en pequeños pasos. Las personas con TDA-TDAH, ante una tarea muy extensa se pueden sentir angustiadas y tienden a pensar que no son capaces de hacerlo, provocando frustración.

4. Saber que estos alumnos tienen un "tiempo" diferente a los demás en todo lo que hacen. Suelen tener un tiempo máximo de atención sostenida, generalmente media hora.

5. Alabarlos cuando acaban una tarea correctamente, ofreciéndoles un refuerzo positivo.

6. Intentar motivarlos con tareas que sean de su interés.

7. Establecer límites claros y concisos, no punitivos en el caso necesario y dar a saber lo que esperamos de él.

8. Mantener siempre a la vista los horarios y cualquier variación de la rutina, anticipando las novedades.

9. Evitar que los alumnos con estas dificultades de atención estén sentados cerca de la ventana o la puerta, para que los estímulos externos no modifiquen el nivel de atención. Sería conveniente que estuviera sentado en las primeras filas cerca del profesor y/o sentarlo con un compañero que sea tranquilo y atento.

10. Indicarle que sólo tenga sobre la mesa el material imprescindible para la tarea asignada.

11. Utilizar recursos informáticos, que les permita estar sentados más tiempo. 

12. Utilizar medios audiovisuales (mapas, ilustraciones, powerpoints, etc) para reforzar la información que se da de forma oral, esto ayuda a focalizar la atención.

13. Incluirlos progresivamente en debates y discusiones con sus compañeros, clarificando inicialmente las reglas del mismo, especificando que cada uno tiene un turno de palabra y ayudándoles a organizar su discurso oral.

14. Ayudarlos a llevar una agenda organizada, clara y limpia. Su falta de organización le puede dificultar. Utilizar otro método para expresar las notificaciones a los padres, por ejem: e-mail…

15. Intentar que aprendan técnicas de subrayado y anotaciones al margen. Les ayuda a focalizar su atención.

16. No hacerles sentir diferentes del resto de compañeros. No destacar especialmente su problema públicamente.

17. Realizar frecuentes contactos visuales durante la clase, para hacerlos volver de su distracción.

18. Comprobar de forma habitual que copia las tareas de la pizarra.

19. Pedir que salga a la pizarra cuando creemos que lo hará bien, mejorando así su autoestima y confianza.

20. Explicar al principio de la clase qué y cómo se enseñará, y al final comprobar lo que se ha aprendido.

21. Destacar más la calidad que la cantidad (tareas, preguntas, ejercicios, preguntas de examen, etc.).

22. Explicar con detalle los criterios de corrección para aprobar la materia (trabajos, dosieres, exámenes, libretas ...)

A través de estos enlaces podéis acceder:

- Guía de recursos webs educativas.

- Recursos para resolución de conflictos. (en català)

- Página de recursos educativos acesibles y gratuitos, orientación andujar.

- Página de recursos educativos.
- Página de laberintos para imprimir


 

jueves, 12 de junio de 2014

Comportamientos/TDAH



Un niño con TDAH en edad preescolar puede manifestar los siguientes comportamientos:

1. Pegar a sus compañeros.

2. Tener una curiosidad insaciable.

3. Excesiva actividad, cayéndose o golpeándose con frecuencia (y haciéndose heridas, esguinces, fracturas…).

4. No acatar las normas.

5. Tener un juego vigoroso y “bruto”.

6. Presentar inquietud psicomotora (siempre en movimiento).

7. Parecer torpe (derrama y se le caen cosas, no por torpeza motora sino por impulsividad y por hacer las cosas “al tun-tun”).

8. Ser insistente y demandante con padres, profesores y compañeros de clase.

9. Tener rabietas si no se cumplen sus deseos.

Un adolescente con TDAH se puede manifestar por los siguientes comportamientos:

1. Hiperactividad fina (sensación de intranquilidad interna, movimiento incesante de pierna, tiene siempre algo en la mano).

2. Los profesores se suelen quejar de que sus trabajos son “sucios” y “desorganizados” y de que no trabaja.

3. Su rendimiento es menor a su capacidad, principalmente porque no se esfuerza (evita el esfuerzo mental), no revisa posibles fallos (entrega los exámenes rápido, cuanto antes mejor) y escribe lo mínimo “para salir del paso”.

4. En clase necesita que alguien le apoye y le anime a seguir, no puede trabajar porque deja las tareas a medias.

5. Tiende a cambiar de amistades con frecuencia, y no tiene un grupo cercano.

6. Llegan a presentar problemas de conducta: faltas de respeto a profesores, actitud retadora y desafiante, incumplimiento de normas, etc.

7. Suelen involucrarse en conductas de riesgo como abuso de alcohol, nicotina o cannabis.

8. A veces también presentan síntomas depresivos (tristeza, autoestima baja, apatía, desmotivación) y síntomas de ansiedad.

Es importante tener en cuenta que es NORMAL (no es debido a un TDAH) que en edad preescolar exista hiperactividad, o que en la adolescencia se pueda estar distraído durante un tiempo por algún problema en sus relaciones sociales.

Se debe sospechar TDAH cuando los síntomas de intención, hiperactividad o impulsividad, persistan en el tiempo e interfieran en el funcionamiento cotidiano: en sus relaciones sociales y familiares, en su rendimiento académico, en su autoestima, en sus hobbies, etc.


FUENTE: