Páginas vistas en total

viernes, 27 de diciembre de 2013

Mis mejores deseos!!!

Educación basada en fortalezas para Estudiantes en el Espectro del Autismo: Consejos para los Maestros

Educación basada en fortalezas para Estudiantes en el Espectro del Autismo: Consejos para los Maestros .Puntos clave para maestros y padres sobre "aprovechamiento de las fortalezas" en lugar de "la reparación de los déficits" en los estudiantes con síndrome de Asperger y autismo de alto funcionamiento: FUENTE: My Aspergers Child

Terapia con luz para niños y adolescentes del espectro autista





Terapia con Luz para niños y adolescentes del espectro autista.

 Fototerapia (también llamada "terapia de luz"), que implica la exposición a la luz artificial, se está convirtiendo rápidamente en una forma popular para tratar el trastorno afectivo estacional (SAD) en los niños en el espectro del autismo. SAD es un tipo de depresión que ocurre en un momento determinado cada año, por lo general en el otoño o el invierno. Durante la fototerapia, el niño se sienta cerca de un dispositivo llamado caja de luz. La caja emite luz brillante que imita la luz natural al aire libre.

La fototerapia se cree que afecta a los componentes químicos del cerebro vinculados con el estado de ánimo, aliviando los síntomas del SAD .Usando una caja de luz también le puede ayudar con otros tipos de depresión, en trastornos del sueño y en otros trastornos.
  Puedes probar la fototerapia en tu hijo por una serie de razones ..:
     
     
-  Si el niño está tomando medicamentos para la depresión, esta puede permitir que él o ella tome una dosis más baja de antidepresivos.
  -Es un tratamiento probado para el SAD
-  Si el niño tiene otra condición (por ejemplo, el TOC, ansiedad, insomnio)
    -Si quieres probar un método de tratamiento que es seguro y tiene pocos efectos secundarios.

    La fototerapia es generalmente segura. Si ocurren efectos secundarios, por lo general son leves y de corta duración. Estos pueden incluir la fatiga visual, el dolor de cabeza, agitación y náuseas. Cuando se presentan efectos secundarios estos pueden desaparecer por sí solos a los pocos días de iniciar la fototerapia. Los padres tienen la capacidad de poder alterar los efectos secundarios, por ejemplo reduciendo el tiempo de tratamiento, moviendo al niño más lejos de la caja de luz, permitiendo al niño que descanse durante las sesiones largas, o cambiando la hora del día que él o ella utiliza para la fototerapia.
   

  Es siempre una buena idea hablar con tu médico antes de iniciar la fototerapia, pero es especialmente importante si tu hijo:
       - Toma medicamentos que aumentan la sensibilidad a la luz solar (por ejemplo, ciertos antibióticos, antiinflamatorios, hierba de San Juan).
         - Tiene una condición del ocular que hace que sus ojos sean vulnerables al daño de la luz
         -Tiene un historial de cáncer de piel
         -Tiene una condición que hace que su piel sea especialmente sensible a la luz (por ejemplo, lupus eritematoso sistémico).


Las cajas de luz deberían ser diseñadas para filtrar los rayos ultravioletas dañinos (UV), pero algunas  pueden no filtrarlos todos. Este tipo de luz puede causar daños en la piel y los ojos. Por lo tanto hay que buscar una caja de luz que emite tan poca luz UV como sea posible. Si tienes alguna preocupación  acerca de la fototerapia con relación a la piel de tu hijo, habla con un dermatólogo.

  Los minoristas de Internet, farmacias, e incluso algunas ferreterías ofrecen una variedad de cajas de luz. Además, su médico puede recomendar un modelo en particular
. Compañías de seguros de salud rara vez cubren los gastos. Hable con su médico acerca del mejor cuadro de la luz para su familia, y familiarízate con la variedad de características y opciones para ayudar a asegurarse de que usted compra un producto de alta calidad que es seguro y eficaz.

En general, la mayoría de los niños que padecen de SAD  comienzan el tratamiento con la  fototerapia a principios del otoño, cuando por lo general  el clima es más nuboso en muchas regiones .Generalmente, el tratamiento continúa hasta la primavera, cuando la luz al aire libre por sí sola es suficiente para mantener un buen estado de ánimo y proporcionar los niveles más altos de la energía.
 

          Durante las sesiones de fototerapia, tu hijo se sentará cerca de la caja de luz. Muchos niños utilizan este tiempo para completar la tarea del colegio. Para ser eficaz, la luz de la caja debe entrar en los ojos de  su hijo de forma indirecta. Él no debe mirar directamente a la luz, porque la luz brillante puede dañar sus ojos
. Asegúrate de seguir las recomendaciones de tu médico, así como las indicaciones del fabricante.

      La fototerapia es más efectiva cuando se produce la combinación adecuada de (a) el tiempo, (b) la intensidad de la luz, y (c) la duración.
        -Tiempo: Para la mayoría de los niños, la fototerapia es más eficaz cuando se hace temprano en la mañana después de despertarse. Tu médico puede ayudarte a encontrar un programa terapéutico más eficaz para tu hijo .
-    Intensidad: La intensidad de la caja de luz se  mide en lux, que es una medida de la cantidad de luz recibida en una distancia específica de la luz .Las cajas de luz fuente suele producir entre 2.500 lux y 10.000 lux . Una caja de luz de 10.000 lux normalmente requiere sesiones de 30 minutos, mientras que una caja de luz de 2.500 lux puede requerir sesiones de 2 horas.
          -Duración: Cuando el niño comienza  por primera vez la  fototerapia, su médico puede recomendar un tratamiento por períodos más cortos de tiempo: Para la mayoría de los niños, la fototerapia es más eficaz cuando se hace temprano en la mañana después de que primero se despiertan .Su médico puede ayudarle a encontrar un programa terapéutico que funciona mejor para su hijo ..           

-Duración: Cuando el niño comienza por primera vez la  fototerapia, el médico le puede recomendar tratamientos con periodos de tiempo más cortos (por ejemplo, 15 minutos). Tu hijo irá trabajando gradualmente hasta alcanzar períodos más largos .La terapia implica normalmente sesiones diarias que van desde 30 minutos a dos horas, dependiendo de la intensidad de la caja de luz.
              Ya que la fototerapia requiere tiempo y constancia, se debe elaborar una forma para que la caja de luz este sobre una mesa o en el escritorio. De esta manera, tú hijo puede leer, usar el ordenador, estudiar, ver la televisión, o comer mientras se somete a la fototerapia.  los padres deben someterle a un horario terapéutico del que nunca se deben exceder.

        La fototerapia no cura la SAD, la depresión u otras condiciones, pero a menudo alivia los síntomas, aumenta los niveles de energía y ayuda al niño a sentirse mejor acerca de sí mismo. La vida bajo este tipo de terapia puede iniciar una mejora de los sintomas en muchos casos a los pocos días de su inicio. La fototerapia requiere tiempo y constancia. Se debe configurar la caja de luz para que se pueda poner sobre  una mesa o en el escritorio. De esta manera, tu niño puede leer, usar una el ordenador o estudiar, ver la televisión, o comer mientras se somete a la fototerapia.
          La fototerapia no es efectiva para todos los niños en el espectro autista pero los padres pueden tomar medidas para obtener el máximo provecho de ella y ayudar a que sea un éxito mediante el uso de las siguientes pautas:

        1. Sigue una rutina diaria de las sesiones de terapia para ayudar a asegurar que tu hijo mantiene mejoras en el tiempo. Si tu niño simplemente no puede hacerlo todos los días, deje que él o ella tomen un día o dos de descanso. Pero piensa que debes encontrar la forma de que la terapia sea metódica.
        2.
Investiga un poco y habla con tu médico antes de comprar la caja de luz. Tienes  que estar seguro de que la caja de luz es segura, el brillo correcto, y que el estilo y características hagan que sea cómoda de usar.

          3. Mantener el rumbo. Si se interrumpe la fototerapia durante los meses de invierno, o se detiene demasiado pronto en la primavera cuando se cree que los síntomas del niños han mejorado , pensar que  los síntomas pueden volver.

4. Si los síntomas del niño no mejoran lo suficiente con fototerapia, él o ella puede necesitar tratamiento adicional. Hable con su médico acerca de otras opciones de tratamiento (por ejemplo, la psicoterapia, antidepresivos, etc.)
FUENTE:

lunes, 16 de diciembre de 2013

¿Cómo puedo ayudar a mis hijos a adaptarse a los cambios?/Divorcio

 
¿Cómo puedo ayudar a mis hijos a adaptarse a los cambios?

El divorcio no es ni bueno ni malo para los hijos, todo
depende de cómo se haga.
Si en el transcurso de la separación se liman las discrepancias y se evitan los conflictos abiertos, los hijos sufrirán menos y se adaptarán más rápido. La ruptura en
sí, no es ni buena ni mala, lo que hace mella en los hijos son las actitudes y los comportamientos alterados que muestran los padres entre sí y hacia los hijos después de la separación (insultos, menosprecios, gritos, indiferencia).

Para ayudar a los hijos a superar la separación, los progenitores deben tener en cuenta las siguientes cuestiones:

• No deben exigir a los hijos que tomen partido por uno de ellos. Lo pasarán mal si quieren permanecer la mayor parte del tiempo con uno de los padres, porque tampoco quieren herir al otro.

• No debe utilizarse al hijo como mediador o interlocutor entre uno y otro, ni como sostén emocional de uno de ellos. Tampoco es adecuado asignarles tareas que no son acordes a su edad, y que fuerzan al menor a madurar antes de tiempo. Hay padres con hijos de 11 a 13 años que les cargan con tareas propias de un adulto. Una cosa es ayudar o colaborar, otra muy distinta es convertirlos en cenicienta.

• No se debe permitir que los hijos se entrometan en los asuntos de pareja, estos pertenecen a la intimidad de los progenitores. En cambio, e incluso por ley, a partir de los 12 años, hay que hacerles participar en las decisiones que les conciernen. Esta es una forma de que se vayan haciendo más responsables y de mantener buenas relaciones con los padres. Si no se cuenta con ellos, aspectos de la vida familiar que hay que organizar pueden ser saboteados. ¿A qué tipo de asuntos nos referimos?, pues la casa en la que vivir, organizar su habitación, visitas, horarios, normas y tantas otras cosas que sin la colaboración de l os hijos resultarían difíciles.
Conviene dialogar con ellos y discutir afablemente las cosas para llegar a decisiones satisfactorias para todos. No podemos dejarles hacer cualquier cosa pensando “pobrecitos lo están pasando mal con el divorcio, no están con su padre o con su madre; me tiene que aguantar mis malos humores o mi pesimismo” o pensando, que para un rato que se está con él/ella, se le puede permitir todo .Esto
no es bueno para los hijos. Un padre o madre siempre lo son y deben poner normas, deben tener el control, argumentar las razones de las normas y explicar en qué momento se aplicarán, así como hacerlas cumplir, para orientar el
comportamiento del hijo y enseñarle las cosas de la vida. Ahora bien, las normas no tienen por qué ser rígidas, pueden cambiarse o hacer excepciones en determinadas circunstancias.

• No se debe manipular a los hijos para vengarse de la pareja, ello les puede llevar a sentirse culpables de la separación; ni tampoco para "espiar" al otro progenitor y así cuestionar su forma de vida.

• No conviene responsabilizar al otro progenitor de los comportamientos que puedan aparecer en los hijos (no querer dormir solos, tener pesadillas, mostrarse agresivos, excesivo temor e inseguridad, bajo rendimiento escolar…). Tales actos pueden ser una forma de exteriorizar y afrontar los sentimientos que les produce la separación y suelen ser temporales. En ocasiones, los padres están tan centrados en los asuntos legales que descuidan su atención; la separación limita su capacidad para apoyar a los hijos, precisamente cuando éstos más lo necesitan.

• Tampoco se debe pensar que las conductas inadecuadas de los hijos tienen la intención de sacar de quicio a los padres; al contrario, como se ha dicho, suelen ser la forma que tienen, según su capacidad de comprensión y actuación, de expresar los sentimientos de angustia, de responder a las presiones parentales y de ajustarse a las circunstancias.

• Evitar generar en los hijos la idea de que las relaciones acaban mal, que no se pueden esperar cosas positivas de los demás. Demostrar que el hecho de que una relación se acabe no significa que las personas no puedan llevarse bien.

• No actuar como los padres que intentan borrar en los hijos el recuerdo del otro progenitor.

• Evitar generar en los hijos la ilusión de reconciliación de sus padres.

• El progenitor que no tiene la custodia, debe evitar adoptar actitudes y comportamientos pasivos; sigue teniendo la responsabilidad de ocuparse de los hijos, no debe delegar toda la responsabilidad en el custodio, ni pensar que ya no es necesario. El progenitor que se queda a cargo de los hijos tiene que promover el cumplimiento del régimen de visitas, aceptar las limitaciones que supone la sobrecarga de actividades (niños, casa, trabajo) y pedir colaboración.

• Salvo en casos excepcionales, hay que garantizar que los hijos mantengan el contacto con los familiares cercanos (primos, tíos), sobre todo, con los abuelos maternos y paternos. Éstos son una fuente importante de ayuda para los progenitores y de apoyo emocional para los niños.
La mejor forma que tienen los progenitores de ayudar a los hijos a ajustarse a los cambios que trae consigo la separación es mostrando actitudes respetuosas. Si los
hijos perciben que entre los padres hay diálogo y colaboración, y no discusiones que acaban en llantos y gritos o comentarios del tipo:"si llego a saber que el matrimonio iba
a acabar así no hubiera tenido hijos", serán capaces de normalizar el divorcio.

El primer cambio que experimentan los hijos tiene que ver con el hecho de que pasan menos tiempo con el progenitor que deja la casa. Cuando llegan del colegio no lo tienen en casa para contarle las cosas que les han pasado. En este sentido, es relevante que los hijos puedan continuar contando con este progenitor en las tareas cotidianas, aunque ya no vivan con él. Ello será viable en la medida en que ambos padres hagan un reparto de tareas según sus posibilidades (que uno les lleve al colegio y el otro les recoja, o que le lleve a las actividades extraescolares). Los hijos no se sentirán abandonados si el progenitor no custodio está siempre localizable, accesible y disponible.
Para que los hijos puedan disfrutar el mayor tiempo posible de ambos progenitores y así reducir el potencial impacto negativo del divorcio, lo ideal sería una custodia compartida, siempre que las condiciones familiares lo posibiliten (cercanía geográfica de los padres, disponibilidad de horarios, conflicto bajo o moderado entre los padres).

Si la relación entre los padres está muy deteriorada, se suelen producir enfrentamientos, humillaciones o agresiones cuando los padres se juntan para la recogida o entrega al progenitor no custodio. En esas situaciones tensas, con
frecuencia, el hijo se convierte en un instrumento para dañar al otro. Para poder llevar a cabo el régimen de visitas en situaciones conflictivas y así evitar disputas entre la
pareja, y entre padres e hijos, se puede acudir a los puntos de encuentro familiar. De esta forma se protege el bienestar emocional del menor, a la par que se cumple el derecho de los hijos a mantener su relación con el padre o la madre no custodio.

El segundo cambio que ocurre tiene que ver con la reorganización de la familia, con las tareas que se tienen que desempeñar y con las responsabilidades que se tienen que asumir. Lo que antes era una familia ahora se convierte en dos, de ahí que el esfuerzo de cooperación debe ser hecho por ambas partes. Es imprescindible ponerse de acuerdo sobre la disciplina que se va a aplicar, las normas que se tienen que respetar, la forma de controlar su cumplimiento o de proceder ante cualquier incidencia.

Es difícil, nadie lo duda, pero el punto de unión de la pareja debe ser mantener el bienestar de los hijos procurándoles estabilidad emocional y social. Esto significa que los cambios deben ser mínimos y los imprescindibles. Conviene establecer prioridades así como evitar, si es posible, aquellos cambios que puedan ser más costosos (por ejemplo, el cambio de colegio que trae consigo distanciarse de compañeros y amigos...).

domingo, 15 de diciembre de 2013

IMPORTANCIA DE LAS EMOCIONES EN EL TDAH (Russell A.

OPTIMIZACION DEL TRATAMIENTO DEL TDAH (Russell A. Barkley

REVISTAS CIENTÍFICAS SOBRE SALUD MENTAL DE ACCESO LIBRE





+ de 80 REVISTAS CIENTÍFICAS SOBRE SALUD MENTAL DE ACCESO LIBRE

PINCHAR AQUI: http://www.psicok.es/more_resources/mgzs

El mejor de los regalos. Cuentos de Navidad

A CHRISTMAS MUSIC PLAYLIST FOR YOUR 2013 CHRISTMAS

Video: "Terapia de Lenguaje en niño con TEL"

Método de lectura/Método Ventura

El mundo al que empuja el silencio"/Trastorno de la comunicación

Esta narración, como la propia autora comenta, “es una historia basada en las vivencias personales no sólo mías, sino de diferentes familias con las que he ido hablando a lo largo de este camino”. La incertidumbre inicial lleva a buscar información para conocer qué es exactamente el problema llamado TEL. Después, llega el momento de tomar decisiones y empezar a buscar medios y apoyos para que la niña supere el problema. Finalmente, y tras mucho trabajo e ilusión, los padres comprueban cómo su hijo comienza a superar el trastorno





Cuento: "El mundo al que empuja el silencio".

FUENTE:  http://tel-euskadi.blogspot.com.es/
http://bitacoradeandromeda.blogspot.com.es/

miércoles, 11 de diciembre de 2013

LA INTELIGENCIA EMOCIONAL DE LOS NIÑOS

 

 

LA INTELIGENCIA EMOCIONAL DE LOS NIÑOS Shapiro, Lawrence

Divorcio/Guía







Guía Divorciov05.pdf
Documento Adobe Acrobat [1.5 MB]

Como mejorar la adaptación a la escuela


Como mejorar la adaptación a la escuela: Documento con consejos para la mejora de la adaptación en el inicio escolar.



como-mejorar-la-adaptación-a-la-escuela1[...]
Documento Adobe Acrobat [6.0 MB]

Datos importantes sobre los niños con síndrome de Asperger y autismo de alto funcionamiento

 

  • Son menos materialistas.

  • Son apasionados.

  • Raramente mienten.

  • Viven el momento.

  • No están sujetos a las expectativas sociales.

  • Tienen una memoria fabulosa.

  • Raramente juzgan a los demás.
Fact #8: Children with Aspergers Rarely Judge Others

8 Datos importantes sobre los niños con síndrome de Asperger y autismo de alto funcionamiento

martes, 10 de diciembre de 2013

Autoestima

 

 

Heridas emocionales

Transitar por la vida con un concepto equivocado de sí mismo es un peso insostenible.

 

El factor clave es la autoestima, como rasgo de la personalidad. Es una verdad simple pero auténtica, para disfrutar de la vida lo primordial es sentirse bien con uno mismo, confiar en nuestras virtudes y ser flexibles ante las situaciones conflictivas. Sin embargo, este delicado equilibrio depende de la autoestima, esa característica de la personalidad que mediatiza el éxito o el fracaso.

Diez estrategias para educar a los niños en inteligencia emocional

 

 

Diez estrategias para educar a los niños en inteligencia emocional

Las emociones visten cada aspecto de nuestras vidas y de nuestra cotidianidad. El saber controlarlas, gestionarlas y utilizarlas con la habilidad adecuada, nos permitirá sin duda afrontar nuestro día a día de un modo más eficiente.

Emoción, pensamiento y acción son los tres pilares que hilan cada instante de nuestro ser, de ahí la importancia de ahondar en ese tipo de conocimiento para afrontar determinadas situaciones, para desenvolvernos en nuestra sociedad de un modo eficiente. Entonces ¿no es pues imprescindible que los más pequeños se inicien también en el aprendizaje de la Inteligencia Emocional?

Pensemos por ejemplo en esos niños con una
capacidad deficiente para aceptar la frustración e incluso para obedecer una negativa, niños que no respetan a sus iguales y que el día de mañana están condenados a una realidad donde la infelicidad va a ser ese leivmoiv con el que van a tener que vivir, al ser incapaces de comprender a los demás. El conocimiento, comprensión y control de las emociones son básicos para que nuestros hijos se desenvuelvan adecuadamente en sociedad, de ahí que te sugiramos estos principios para que les introdujas en el siempre interesante campo de la Inteligencia Emocional.

1. CONTROLAR SU IRA.

Hasta los 18 meses los niños necesitan básicamente el afecto y el cuidado de sus padres, todo ello les aporta la seguridad suficiente para adaptarse en su medio, para explorar y dominar sus miedos. Pero hemos de tener en cuenta que a partir de los 6 meses van a empezar a desarrollar la rabia, de ahí la importancia de saber canalizar sus reacciones y corregirles cualquier mala acción.

Hay bebés que pueden golpear a sus padres o hermanos, gritar enfurecidos cuando no se les ofrece algo, acciones que a los progenitores les puede hacer gracia, pero recordemos que es importante establecer límites desde que nacen, y sobre todo, el hecho de hablar a los niños continuamente y en cada momento, los niños entienden mucho más de lo que expresan, de ahí la necesidad de razonarles y de controlar esas rabietas o ataques de rabia.

2. RECONOCER EMOCIONES BÁSICAS.

A partir de los dos años es una edad perfecta para iniciar a los niños en el campo del reconocimiento de emociones, es entonces cuando ellos empiezan a interactuar con los adultos y otros niños de modo más abierto, así pues podemos realizar varios ejercicios con ellos, como puede ser introducirlos en las emociones básicas: alegría, tristeza, miedo y rabia. ¿Cómo? Mediante fotografías de rostros, mediante dibujos, preguntándoles cuestiones como: "Qué le pasa a este niño?" "¿Está triste?" "¿Por qué crees tú que está triste?" Es un modo perfecto para que aprendan a reconocer no sólo sus emociones poco a poco, sino también las de los demás, y sobre todo, su empatía.

3. SABER NOMBRAR LAS EMOCIONES.

A partir de los 5 años sería perfecto que los niños supieran ya dar nombre a las emociones de modo habitual: “estoy enfadado porque no me has llevado al parque”, “estoy contento porque mañana nos vamos de excursión”, “tengo miedo de que cierres la luz porque me dejas solo.”

4. SABER AFRONTAR LAS EMOCIONES CON EJEMPLOS.

Es habitual que los niños en ocasiones se vean superados por las emociones, rabietas que les hacen gritar o golpear cosas. Es necesario que nosotros no reforcemos esas situaciones, una vez haya terminado la rabieta podemos enseñarles por ejemplo que antes de gritar o pegar, es mejor expresar en voz alta qué les molesta. Que aprendan a expresar sus sentimientos desde bien pequeños.

5. DESARROLLA SU EMPATÍA.

Para desarrollar una dimensión tan importante como esta, es necesario razonar con ellos continuamente mediante preguntas. "¿Cómo crees que se siente el abuelo tras lo que le has dicho?" "¿Por qué crees que está llorando tu hermana?" "¿Crees que papá está hoy contento?"

6. DESARROLLA SU COMUNICACIÓN.

Hablar con los niños, hacerles preguntas, razonar, jugar, poner ejemplos… es algo imprescindible en su educación. Debemos favorecer contínuamente el que puedan expresarse, poner en voz alta su opinión y sus sentimientos, que aprendan a dialogar.

7. LA IMPORTANCIA DE SABER ESCUCHAR.

Imprescindible. Desde muy pequeños deben saber guardar silencio mientras los demás hablan, pero no sólo eso, debe ser una escucha activa, de ahí que sea recomendable hablarles despacio, frente a frente y terminando las frases con un "¿has entendido?", "¿estás de acuerdo con lo que he dicho?".

8. INICIARLOS EN LAS EMOCIONES SECUNDARIAS.

A partir de los 10 o 11 años van a surgir en sus vidas emociones secundarias que van a cobrar más peso en sus vidas, tales como el amor, la vergüenza, la ansiedad… Siempre es adecuado que una buena comunicación con ellos nos permita hablar de estos temas abiertamente, deben sentirse seguros ante esas nuevas emociones que asaltan su día a día, habrá situaciones que por ejemplo les causen mucha ansiedad, como es por ejemplo un examen, realidades que van a ser constantes en sus vidas y que deben aprender a gestionar.

9. FOMENTAR UN DIÁLOGO DEMOCRÁTICO.

A medida que los niños se van haciendo mayores van a aparecer más demandas por su parte, de ahí que desde bien pequeños les hayamos enseñado la importancia de pactar, de dialogar, de acordar de modo democrático. La familia es un ejemplo de la sociedad y es el mejor campo de aprendizaje.

10. APERTURA A LA EXPRESIÓN DE EMOCIONES.

Es esencial que podamos facilitar a nuestros hijos la confianza apropiada para que pongan en voz alta aquello que les preocupa, que les hace infelices y también felices. El hogar y la escuela van a ser esos primeros escenarios donde se va a desarrollar su vida, si les ofrecemos comodidad para que se puedan expresarse y comunicar, también lo harán a medida que crezcan y en el resto de contextos.

El saber comunicarse y el reconocer emociones propias y ajenas, son sin duda imprescindibles para que vayan madurando poco a poco y alcancen una solvencia adecuada para integrarse en la sociedad y ser felices en ella. Nosotros podemos darles esa oportunidad... -

FUENTE:http://lamenteesmaravillosa.com/home

http://lamenteesmaravillosa.com/diez-reglas-para-educar-a-los-ninos-en-inteligencia-emocional#sthash.k7wJJ6yT.dpuf

domingo, 8 de diciembre de 2013

Ser padres y madres ¿Dónde está el manual de instrucciones?





Ser padres y madres ¿Dónde está el manual de instrucciones?: Guía elaborada por la pedagoga Cristina García para dar respuesta a preguntas frecuentes sobre la educación infantil.
Download
edukame.pdf
Documento Adobe Acrobat [1.4 MB]
 
Fuente:Racó Infantil

Guía de orientación para familias con adolescentes




Guía de orientación para familias con adolescentes: Documento realizado por el Equipo Técnico para la Orientación Educativa y Profesional (ETPOEP) de Jaén.
Download
Jaen.pdf
Documento Adobe Acrobat [4.0 MB]


 

Y llegó la adolescencia: Documento editado por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y coordinado por el departamento de Intervención social.
Download
Y llego la adolescencia.pdf



Fuente:Racó Infantil

Consejos para padres de niños en preescolar/Lectura

 

 

Consejos para padres de niños en preescolar

Léales desde temprana edad y frecuentemente. Los primeros años son críticos para desarrollar un amor a la lectura para toda la vida. ¡Nunca es demasiado pronto para comenzar a leerle a su hijo o hija! Los siguientes consejos le ofrecen maneras divertidas para ayudar a que sus hijos se conviertan en lectores seguros y contentos. Intente diferentes consejos cada semana y vea cuales funcionan mejor.

Lean juntos todos los días

Lea con su hijo todos los días. Haga que este tiempo esté lleno de amor y cariño donde puedan abrazarse.

Póngale nombres a todo

Incremente el vocabulario de su hijo al hablar de palabras y objetos interesantes. Por ejemplo: "¡Mira ese avión! Esas son las alas del avión. ¿Por qué crees que se llaman alas?"

Dígales cuánto disfruta al leer

Dígale a su hijo o hija lo mucho que disfruta al leer con él o con ella. Haga de "la hora cuenta cuentos" la hora favorita de su día.

Lea con una voz amena

Léale a su hijo con expresión y humor. Use diferentes voces al leer. ¡Hágalo más divertido!

Sepa cuando parar

Guarde el libro por un tiempo si ve que su hijo pierde el interés o si le cuesta trabajo poner atención.

Sea interactivo

Hable sobre lo que esta pasando en el libro, señale cosas que suceden en la página y haga preguntas al respecto.

Lea una y otra vez

¡Adelante, léale a su hijo su cuento favorito 100 veces!

También hable sobre la escritura

Explíquele a su hijo cómo leemos de izquierda a derecha y porqué las palabras se separan por espacios

Señale cosas escritas a su alrededor

Hable acerca de las palabras escritas que haya en su entorno. Pídale a su hijo que encuentre palabras diferentes en cada paseo o salida que hagan.

Lleve a su hijo a que lo evalúen

Asegúrese de evaluar a su hijo lo antes posible por su pediatra o maestro si tiene dudas acerca del desarrollo del lenguaje, oído o vista de sus hijos.
Icono consejos para padres
Descargue una versión de estos consejos para imprimir.*
* Para ver este archivo necesita tener una copia de Acrobat Reader. La mayor parte de las computadoras ya lo tienen instalado, de lo contrario lo puede descargar aquí.
 
 

Consejos para padres de niños en el primer año de primaria/Lectura

 

 

Consejos para padres de niños en el primer año de primaria

Déle a sus hijos oportunidades para leer en voz alta. ¡Inspire a sus hijos a que lean todos los días! Los siguientes consejos le ofrecen maneras divertidas para ayudar a que sus hijos se conviertan lectores seguros y contentos. Intente diferentes consejos cada semana y vea cuales funcionan mejor.

No salga de su casa sin algo para leer

Traiga consigo un libro o revista para cada vez que su hijo o hija tenga que esperar, como en una visita al doctor. Siempre trate de encontrar tiempo para la lectura.

Una vez no es suficiente

Motive a que su hijo vuelva a leer sus libros y poemas favoritos. El volver a leer las cosas ayuda a los niños a leer mejor y más rápido.

Profundice sobre el argumento

Pregúntele a su hijo cosas sobre el cuento que acaban de leer. Diga algo como: "¿Por qué crees que Clifford hizo eso?"

Controle la televisión

Es difícil que la lectura compita contra la televisión y los juegos de video. Por ello es necesario que motive la lectura como una actividad para "los ratos libres."

Sea paciente

Cuando sus hijos estén tratando de leer una palabra, déles tiempo para que lo hagan. Recuérdele mirar con atención la primera o primeras letras de la palabra.

Seleccione libros del nivel correcto

Ayude a que su hijo no seleccione libros que sean demasiado difíciles. El objetivo es darle muchas experiencias exitosas en la lectura.

Juegue juegos de palabras

Haga que sus hijos repitan los diferentes sonidos de palabras similares como bote y lote; ratón y botón; o poco y loco.

Yo lo leo y luego tú lo lees

Tome turnos leyendo en voz alta a la hora de dormir. Los niños disfrutan de momentos especiales con sus papás.

Corrija gentilmente al joven lector

Cuando su hijo cometa algún error, gentilmente señale la letra o letras que omitió o que leyó incorrectamente. Muchos lectores principiantes tratarán de adivinar la palabra basados en la primera letra.

¡Hable, hable, hable!

Hable con su hijo todos los días sobre la escuela y cosas de la casa. Use algunas palabras interesantes durante la conversación y recuérdele palabras que ya utilizaron en el pasado para que las aprenda y recuerde mejor.

¡Escriba, escriba, escriba!

Pídale a su hijo que le ayude a escribir la lista del supermercado, una nota para Abuelita o un diario de las cosas especiales que suceden en casa. Cuando esté escribiendo, trate que su hijo escriba las letras y sonidos que está aprendiendo en la escuela.
Icono consejos para padres
Descargue una versión de estos consejos para imprimir.*
* Para ver este archivo necesita tener una copia de Acrobat Reader. La mayor parte de las computadoras ya lo tienen instalado, de lo contrario lo puede descargar

La educación de la inteligencia ejecutiva.


La educación de la inteligencia ejecutiva.
A partir de la información en estado consciente, las funciones ejecutivas del cerebro fijan metas, rechazan o aceptan las sugerencias de la inteligencia generadora, toman decisiones, mantienen el esfuerzo, activan la memoria de trabajo, monitorizan el trabajo de la inteligencia computacional. La capacidad de controlar las propias actividades mentales supone en mayor salto evolutivo de la inteligencia. Estas funciones tienen su sede en los lóbulos frontales, y si sufren algún deterioro resulta afectada la capacidad de guiar adecuadamente el comportamiento. La investigación sobre las funciones ejecutivas ha aislado ocho fundamentales (Tirapu et al., 2012):
1. Inhibir la respuesta. No dejarse llevar por la impulsividad.
2. Dirigir la atención. Poder concentrarse en una tarea, y saber evitar las distracciones.
3. Control emocional. La capacidad para resistir los movimientos emocionales que perturban la acción.
4. Planificación y organización de metas.
5. Inicio y mantenimiento de la acción. Hay niños y adultos que son muy lentos en comenzar una tarea o en mantenerla.
6. Flexibilidad. La capacidad de cambiar de estrategia, de aprender cosas nuevas o de aprender de los errores.
7. Manejo de la memoria de trabajo. Capacidad para aprovechar los conocimientos que se tienen.
8. Manejo de la metacognición. Reflexionar sobre nuestro modo de pensar o de actuar, con el fin de mejorarlo. En España tenemos un importante grupo de neurólogos trabajando sobre las funciones ejecutivas.


Los pedagogos han elaborado métodos de aprendizaje para las siguientes funciones: la activación, la inhibición de la impulsividad, la flexibilidad cognitiva, la planificación, la memoria de trabajo, la regulación emocional, el control de la atención y la perseverancia (Gagne, Leblanc, Rousseau, 2009; Caron, 2011). La capacidad de autocontrol está relacionada con la gestión de la atención voluntaria, la regulación emocional, el control del esfuerzo, la construcción de la conciencia moral, la empatía, las conductas prosociales, la tolerancia a la frustración y la capacidad de aplazar la recompensa (Eisenberg, Smith, Sadovsky, Spinrad, 2007). En los programas de la Universidad de Padres (www.universidaddepadres.es) fomentamos cada una de esas competencias de manera independiente, en momentos distintos de la evolución del niño, con la convicción de que por distintos caminos estamos favoreciendo la educación de los sistemas ejecutivos. No es de extrañar que estemos asistiendo a una invasión de textos sobre educación de estas funciones (Kutscher, 2009; Dawson y Guare, 2003 y 2009; Meltzer, Cooper-Kahu, 2008, Gagne, Leblanc, Rousseau, 2009, Caron 2011).
Es en este campo donde la proximidad entre la neurociencia y la educación es más prometedor, pero también donde plantea problemas más serios, por ejemplo el de la libertad. Uno de los objetivos educativos básicos es fomentar la autonomía de las personas. Sin embargo, la neurociencia tiene dificultades para admitir la libertad. Los experimentos de Libet mostraron que 200 milisegundos antes de tomar la decisión de hacer un movimiento ya se han activado las zonas premotoras correspondientes (Gazzaniga, 2012). La conciencia, pues, va siempre un poco retrasada respecto de los acontecimientos neuronales y, por lo tanto, no tomamos decisiones libres, sino que sólo aceptamos las decisiones tomadas por nuestra inteligencia computacional. En La inteligencia ejecutiva he propuesto una solución a este complejo problema que necesita, sin duda, ulteriores investigaciones (Marina, 2012a). Otro tema importante de investigación neurocientífica debe ser el papel que juega el habla interior en el control de la propia conducta, su eficacia en el tratamiento de la hiperactividad (Winsler et al., 2009). En los últimos años han aparecido estudios neurológicos acerca de los comportamientos éticos, que deben ser tenidos forzosamente en cuenta en la educación (Gazzaniga, 2006). Bajo el nombre de "neuroeconomia" se están estudiando los mecanismos neuronales de la decisión, de la elección de metas, y de la percepción de valores, conocimientos que deben aplicarse no solo a la economía, sino a los procesos educativos (Glimcher et al., 2009)
La neurociencia nos ha permitido comprender que los grandes objetivos de la educación son ayudar a formar la inteligencia computacional y la inteligencia ejecutiva, y a conseguir una fluida, flexible y eficiente relación entre ambas.

FUENTE:
REVISTA PARTICIPACIÓN EDUCATIVA. NÚMERO EXTRAORDINARIO: "LA INVESTIGACIÓN SOBRE EL CEREBRO Y LA MEJORA DE LA EDUCACIÓN". DICIEMBRE 2012 MARINA, J.A. NEUROCIENCIA Y EDUCACIÓN PÁGINA 10 DE 12 REVISTA PARTICIPACIÓN EDUCATIVA. NÚMERO EXTRAORDINARIO: "LA INVESTIGACIÓN SOBRE EL CEREBRO Y LA MEJORA DE LA EDUCACIÓN". DICIEMBRE 2012