Páginas vistas en total

miércoles, 30 de mayo de 2012

Actuaciones para mejorar el rendimiento escolar






Mejorar el rendimiento escolar es posible. Ante los problemas en los estudios de los alumnos, conviene saber que es necesario que los padres y madres reaccionen cuanto antes. Así se evitarán que se prolonguen a lo largo de toda la etapa escolar. Sino se atajan antes, las dificultades se manifestarán con toda su crudeza en la educación secundaria.

 En este sentido es importante por tanto la constancia y tener en cuenta una serie de factores:

- No hay que dejarse llevar por el dramatismo de los malos resultados.

 - No comparar a los niños y niñas con otros y menos en términos negativos, para no crearles inseguridad.

 - No hacerles sentirse culpables y buscar alternativas de forma conjunta.

 - Es necesario un equilibrio entre firmeza (autoridad) y tolerancia (comprensión).

 - Debe existir un cumplimiento de un mínimo de normas y horarios que concilien la vida laboral y la escolar.

 - Permitirles tomar decisiones para que sean responsables en función de su edad.

 - Es trascendental un diálogo entre padres e hijos. Al igual que es primordial que en el centro escolar exista una comunicación entre padres y tutores con el conocimiento de los niñ@s para resolver los problemas conjuntamente.

 A su vez, existen unas conductas que hacen posible el desarrollo de la motivación:

 - Establecer metas alcanzables.

 - Enseñarles a atribuir el éxito a su esfuerzo.

 - Reforzarles continua y positivamente por todos y cada uno de sus logros.

 - Proporcionarles modelos de conducta útiles para su vida diaria.

 - Enseñarles técnicas de estudio personalizadas.

 Que un niño o niña sea o no buen estudiante depende principalmente de él mismo, aunque en su rendimiento escolar también incidan otros factores personales, familiares, culturales, económicos, escolares y sociales.

 Autora: Jone Arana Arrinda








lunes, 28 de mayo de 2012

7 CONSEJOS SOBRE LO QUE NO SE DEBE HACER/TDAH



7 CONSEJOS SOBRE LO QUE NO SE DEBE HACER/TDAH

1. No concentrarse en los aspectos negativos de su comportamiento.

2. No prejuzgarlo calificándole de vago o desinteresado.

3. No interpretar que su falta de interés es deliberada, consciente o voluntaria.

4. No subestimarlos, rinden por debajo de sus posibilidades.

5. No proporcionarles tareas largas y aburridas.

6. No crea que el niño y/o su familia son todo el problema. Usted debe entender que la escuela también forma parte del problema.

7. No se ciña a los métodos tradicionales que suele utilizar para resolver los problemas; éstos pueden ser ineficaces en niños con TDAH.



Fuente:Javier Oviedo García

Pedagogo


El Síndrome de Asperger de cerca/Asociación Asperger de Valencia

domingo, 27 de mayo de 2012

7 PAUTAS PARA PRUEBAS DE EVALUACIÓN/TDAH


 7 PAUTAS PARA EXÁMENES Y PRUEBAS DE EVALUACIÓN

De la misma forma que no se puede pretender que un adolescente con dificultades para andar corra lo mismo que sus compañeros en Educación Física, ni que un alumno con discapacidad auditiva sea evaluado de la misma manera que al resto de sus compañeros en Música, los alumnos con TDAH presentan una serie de dificultades respecto a sus compañeros en la realización de exámenes y pruebas de evaluación convencionales y no sería justo evaluarlos de igual manera que al resto. Se aconsejan una serie de pautas:

1. Elimine o reduzca la frecuencia de las pruebas de evaluación con límite de tiempo: No tienen gran valor educativo y sin embargo no permiten que muchos niños con TDAH demuestren realmente lo que saben.

2. Realice exámenes orales: Son muchos los alumnos que tienen mayores dificultades para realizar exámenes escritos a mano, y si les permite hacerlos oralmente o utilizar el teclado tal vez pueda comprobar un mayor nivel de conocimientos y destrezas en la materia. Consúltelo con el alumno.

3. Divida en al menos dos sesiones los exámenes: Debemos ser conscientes de las dificultades que tienen para mantener la atención y concentración durante periodos prolongados (El tiempo máximo de atención sostenida no suele durar más de media hora). Por ello se aconseja dividir en al menos dos sesiones las pruebas escritas o los exámenes que se aplicarán a la clase en una sola sesión, siendo flexibles en la duración de la misma. Resulta más procedente hacer pruebas cortas en días sucesivos que hacer una prueba de larga duración en un solo día. Esta medida no debe hacerle perder la explicación de las siguientes clases.

4. Utilice preguntas cortas y sencillas: Mejor incluir en cada ocasión preguntas cortas y cerradas de un mismo tipo, dado que la combinación de formas en que se presentan las preguntas pueden aumentar los fallos, que no ocurren por desconocer los conceptos, sino por la forma en que se pregunta.

5. Ayúdele a controlar el tiempo: Es procedente indicarle durante el examen que controle el tiempo y que repase lo realizado.

6. Bríndele un apoyo individual: Siempre que puede durante la realización del examen brindarle un apoyo individual, para centrarles la atención con preguntas como: “Vuelve a leer”, “párate y piensa”, “estoy seguro que lo sabes”, “termina la pregunta”.

7. No evalúe en exceso el examen: Tenga en cuenta otros factores como la asistencia, el esfuerzo, la entrega de trabajos, el interés, etc. Piense que la realización de exámenes no es el “fuerte” de estos alumnos.

Fuente:Javier Oviedo García/Pedagogo


viernes, 25 de mayo de 2012

7 INDICACIONES PARA DEBERES Y TRABAJOS/TDAH






7 INDICACIONES PARA DEBERES Y TRABAJOS/TDAH

Anime al alumno a utilizar la agenda: Estos alumnos tienen dificultades con la organización de las tareas y sus olvidos son frecuentes. Ayúdele a utilizar la agenda de forma sistemática, supervise y asegúrese de que anota fechas, deberes y entrega de trabajos, y felicítele por su uso.
 Divida las actividades largas en varias actividades cortas: Las actividades largas rápidamente agotan al alumno y el regresará al tipo de respuesta “Yo no será capaz de hacer eso”. Dividiendo el trabajo en partes más manejables, cada componente aparece suficientemente pequeño para ser realizado, el niño puede dejar de lado la sensación de estar agotado. En general, estos alumnos pueden hacer más de lo que ellos piensan. Dividiendo los trabajos, el maestro puede dejar al niño que se dé cuenta por sí mismo.
 Busque la calidad de las tareas más que la cantidad: Los niños con TDAH frecuentemente necesitan una cantidad de tareas reducida. A medida que ellos van aprendiendo los conceptos, esto se les debería permitir. Ellos invertirán la misma cantidad de tiempo de estudio, sólo se trata de no abrumarlos con más de lo que ellos pueden manejar.
 Sea flexible en los plazos de entrega: Los alumnos con TDAH pierden con frecuencia los trabajos, los olvidan o no saben donde lo han dejado.No lo hacen a propósito, permítales entregarlo el próximo día y asegure que se lo anota en la agenda.
 Valore el trabajo diario: Es muy útil valorar diariamente sus tareas y controlar sus progresos frecuentemente. Esto les ayuda a saber que se espera de ellos, si están alcanzando sus metas y si van en la dirección deseada por el profesor.

Valore el esfuerzo: Evaluar el esfuerzo del alumno, teniendo en cuenta que a estos alumnos les cuesta mucho más que a los demás la realización de deberes y trabajos por sus problemas de autocontrol.
Asegúrese de que el alumno mantiene contacto con sus compañeros:El alumno puede sentirse perdido en casa, haber olvidado algo, no estar seguro de alguna cuestión. Es conveniente que tenga  anotados el teléfono de dos o más compañeros apropiados para poder consultarles dudas fuera de clase.
 De Javier Oviedo García encontramos esta Guía práctica para profesores de secundaria sobre el TDHA.
Fuente:accesibilidadeinclusion.blogspot.com/2011_09_01_archive.html







7 PAUTAS GENERALES PARA TRABAJAR CON UN ALUMNO CON TDAH


7 PAUTAS GENERALES PARA TRABAJAR CON UN ALUMNO CON TDAH

1. Tenga en cuenta que el alumno con TDAH presenta una discapacidad: El TDAH es un trastorno con causa orgánica que da lugar a comportamientos que el adolescente no puede controlar. Si habla demasiado, si es impulsivo, si se olvida de trabajos o de material de clase es debido al TDAH, no crea que lo hace con mala fe.

2. Busque y subraye el éxito tanto como sea posible: Estos niños viven con tantos fallos que necesitan que se les de un empuje positivo. Estos niños necesitan y se benefician de los elogios y los premios.Frecuentemente el mayor daño que estos niños sufren está en su autoestima.

3. Recuerde que los niños con TDAH necesitan estructura: Su ambiente debe estructurarse en lo que ellos no pueden estructurar internamente por sí mismos. Haga listas, los niños con TDAH se benefician especialmente de tener un “planning” como referencia, ya que se pierden en lo que deberían hacer. Ellos necesitan “recordatorios”,necesitan previsiones estructuradas y calendarios de actividades.

4. Un sistema de bonificación de puntos es una forma útil de incrementar la participación de los alumnos como parte de un programa de modificación conductual: Los alumnos con TDAH responden bien a recompensas e incentivos, y un programa de puntos puede ser ideal al reforzarle diariamente. Está comprobado que con estos alumnos funciona muy poco el castigo.

5. Pregúntele al niño cómo puede ayudarlo: Estos niños son a menudo muy intuitivos. Ellos pueden decirle a usted cómo pueden aprender mejor si usted se lo pregunta. Frecuentemente ellos se sienten demasiado afectados para dar esta información espontáneamente, porque esto les puede parecer más bien excéntrico o motivo de burla.
Trate de sentarse con el alumno individualmente y pregúntele cómo aprende mejor. Es sorprendente como a menudo sus opiniones son ignoradas.

6. Reúnase con los padres a menudo: Evite el patrón de reunirse únicamente en momentos de problemas o crisis.

7. Asegúrese que se le apoya: Acuda al Departamento de Orientación para cualquier consulta. No dude en pedir ayuda. Como profesor no puede pretender ser un experto en TDAH ni tener todas las respuestas.
Debe sentirse bien al solicitar ayuda cuando cree que la necesita,
Asegúrese de que sus colegas pueden ayudarle en el momento que sea necesario.

De Javier Oviedo García encontramos esta Guía práctica para profesores de secundaria sobre el TDHA.
De Javier Oviedo García
Fuente:accesibilidadeinclusion.blogspot.com/2011_09_01_archive.html28 Sep 2011 –


miércoles, 23 de mayo de 2012

Fortalezas-Capacitar a los niños con S.Asperger



 Por desgracia, no es raro que la gente se enfoque (consciente o inconscientemente) en las debilidades de un joven con síndrome de Asperger o autismo de alto funcionamiento. Este es un fenómeno frecuente para el joven, con pocas habilidades sociales y de comunicación, gestos extraños, y dificultades de aprendizaje.Los niños con síndrome de Asperger  ya  sienten que son diferentes. Somos nosotros los que tenemos que  enseñar a todos los niños que ser "diferente" no es "malo", y que cada uno de nosotros tiene puntos fuertes y puntos débiles.

1. Al elegir la escuela, hable con los profesores , el personal, visite  las aulas, hable con los estudiantes para saber si esta es la escuela adecuada para los retos de su hijo. Descubra si la actitud de la escuela por ayudar a los alumnos con "necesidades especiales" coincide con la suya.

2. Sea creativo en la búsqueda de soluciones a las necesidades de su hija.

3. Con trabajo duro, los recursos propios, y un sólido trabajo de equipo entre las mamás, los papás y maestros que se preocupan,la mayoría de los niños Asperger pueden tener éxito.

4. Participe en la escuela de su hijo. El más pequeño esfuerzo en la comunicación entre padres y maestros puede enviar un mensaje positivo a la maestra de su hijo, ayudando a promover la autoestima positiva.

5. No tenga miedo de buscar ayuda. Somos afortunados de vivir en una sociedad donde hay organizaciones, clínicas y médicos que prestan servicios beneficiosos para atender las necesidades especiales de niños. La intervención temprana puede ser muy beneficiosa para ayudar a su hijo y sentar las bases para el éxito futuro.

6. No importa el diagnóstico, cuando ayudamos a los niños a concentrarse en sus cualidades positivas,  son más felices, se sienten mejor , y tienen más éxito en general. Todos los niños crecen con la respuesta positiva y el amor incondicional . Los niños con síndrome de Asperger necesitan especialmente las respuestas positivas y las interacciones con las mamás y los papás, porque a menudo es uno de los factores más motivadores. Cuando los niños con capacidades diferentes se sienten estimulados y motivados, son más propensos a asumir nuevos retos y aprender nuevas habilidades.

7. El diagnóstico suele ser útil. Puede ayudar a que su hijo o hija reciba los servicios que él / ella necesita, los mejores programas educativos, así como la cobertura de seguro correcta. También puede ayudar a las mamás y los papás y la gente de alrededor del joven a comprender mejor su forma de interactuar y procesar la información . Sin embargo, es importante mirar más allá de un diagnóstico de un joven y centrarse en la persona. Resalte las fortalezas personales del niño.

8. Las mamás y los papás de los niños con síndrome de Asperger son algunos de los padres más dedicados, resistentes e impresionantes que hay. Es importante que usted se cuide para cuidar realmente de su hijo también, porque así le está dando lo mejor de usted.
9. Utilice los intereses de su hijo para crear otros puntos fuertes... Por ejemplo, si el interés de un joven está en los trenes, utilice este tema para estudiar otras asignaturas. Por ejemplo:
  • En la ortografía y la escritura, utilice palabras y las historias que involucran las actividades de los trenes.
  • En el arte, crear imágenes de los trenes.
  • Para las matemáticas, contar utilizando los trenes.


Al basarse en el interés del joven, estará más interesado y atento por  aprender nuevas habilidades. Mediante la aceptación de sus intereses, se siente más apoyado por usted.

 10. Haga que su hijo aprenda lo más que pueda acerca de personas famosas que tienen síndrome de Asperger y  autismo.

 My Aspergers Child

martes, 22 de mayo de 2012

COMO FACILITAR EL CAMBIO DE CONDUCTA.


 COMO  FACILITAR EL CAMBIO DE CONDUCTA.
1)      Reforzar siempre las conductas adecuadas de los niños, de colaboración y obediencia. Así, estamos enseñando qué es lo que se debe hacer, cómo y cuándo (y no meramente indicando qué es lo que no debe hacerse)  y estamos posibilitando que estas conductas se repitan.
2)      Determinar de antemano el momento de comienzo de la intervención: aprovechar cuando uno no tenga sobrecarga de trabajo ó esté muy tenso por otras razones. El disponer de tiempo y tranquilidad es una ventaja considerable que no debe desdeñarse.
3)      Comenzar con conductas que pueda modificar fácilmente. Conductas que hayan aparecido hace poco tiempo, que se produzcan pocas veces ó en circunstancias especiales pueden ser candidatas para probar con ellas los procedimientos explicados. Con las conductas que se han convertido ya en hábitos es más difícil lograr cambios.

4)      Asegurarse de que las contingencias son siempre las mismas. Si hemos decidido castigar una conducta, castiguémosla siempre; si hemos decidido reforzarla, reforcémosla siempre: no permitamos que nuestro estado de humor, nuestras ocupaciones, etc. interfieran con el procedimiento de intervención.

5)      Facilitar las condiciones de la cooperación. P.e. si queremos que el niño recoja la ropa, pidámoselo antes de que comiencen los dibujos animados, no cuando ya los está viendo. Tratar de prever las dificultades que puedan plantearse y tratar de resolverlas de antemano.

6)      Establecer una rutina: es un medio rápido y útil para que los niños aprendan y dominen determinadas conductas. Proporcionan un ambiente ordenado, seguro y confortable, ayudando al niño a conseguir más cosas con menos esfuerzos. Se llegarán a convertir en un hábito, como vestirse ó lavarse.

7)      Dar instrucciones cortas y espaciadas y claras. Las peticiones que se hacen serán específicas y claras (que indiquen qué se debe hacer, cómo y cuándo), y comprensibles para los niños. Se debe dejar transcurrir un tiempo prudencial antes de repetir la petición ó de darle un aviso acerca de las contingencias negativas que pueden ocurrir si no se cumple la orden. También debe evitarse dar un número muy alto de instrucciones, darlas muy seguidas ó que éstas sean contradictorias entre sí. Debemos, además asegurarnos de que la petición ha sido oída y entendida (no vale chillarle al niño desde la terraza que se meta en la bañera).

8)      Conservar el buen humor y controlar nuestra ira. No siempre es fácil y más de una vez nos sentiremos tentados a chillar y dar un azote al niño desobediente. Pero eso sería muy perjudicial: los padres son modelo para los hijos y actuar así significaría enseñarles comportamientos agresivos que no queremos que los niños aprendan. Además, nuestra ira retrasaría la efectividad del “proceso”.

9)      No culpabilizar al niño. Todas las conductas aparecen y se mantienen en un contexto determinado, en función de sus antecedentes y, sobre todo, de sus consecuencias, y que de esas consecuencias somos también responsables. Olvidar frases como “Vas a acabar conmigo”, “No te puedo aguantar más”, “Me vas a matar a disgustos”, etc. El niño no va a obedecer ó cooperar más por oírlas y hacen que ambos perciban la  situación peor de lo que realmente es.

10)  Instruir al resto de las personas significativas para el niño respecto de la intervención.Prestar atención refuerza las conductas, y no sólo lo hacen los padres, lo hacen también los abuelos, los amigos, los primos y eso hace que se mantengan las conductas indeseables del niño que se desean eliminar. En ese caso, conviene explicar el procedimiento de intervención, explicarles cómo han de comportarse ante las conductas indeseables del niño. Así no interferirán en el procedimiento, sino que lo favorecerán.También pueden ayudar si se refuerzan con halagos y sonrisas las conductas adecuadas que se quieren instaurar.

Criterios para el diagnóstico del autismo infantil




.Criterios para el diagnóstico del autismo infantil:

  1. Inicio antes de los 30 meses.
  2. Clara falta de respuesta ante los demás.
  3. Déficit graves en el desarrollo del lenguaje.
  4. Si hay lenguaje, sigue un patrón peculiar, como ecolalia (imitación) demorada ó inmediata, lenguaje metafórico ó inversión de pronombres.
  5. Respuestas absurdas a diferentes aspectos del ambiente: resistencia al cambio; interés peculiar en/ó vínculos con objetos animados ó inanimados.
  6. Ausencia de ideas delirantes, alucinaciones, pérdida de la capacidad asociativa e incoherencia como en la esquizofrenia.



El autismo infantil puede estar asociado a causas orgánicas conocidas, como la rubéola materna, la encefalitis, la meningitis… A veces se encuentra asociado  a otros síndromes ó alteraciones cerebrales, endocrinas, metabólicas, psicomotrices. Determinados estudios descartan las hipótesis que proponen como causas de autismo experiencias traumáticas de relación. En cambio, el Psicoanálisis defiende esta hipótesis.

Así mismo, se han realizado múltiples investigaciones sobre alteraciones de base genética, bioquímica, traumatismo ó anoxia, fármacos durante el embarazo, sistema inmunológico…sin resultados concluyentes, aunque se halla en relación con deterioro en zonas subcorticales del cerebro.



Podemos decir, pues, que el autismo es un síndrome presente desde el nacimiento ó que empieza casi invariablemente en los primeros 30 meses de vida. Las reacciones de los estímulos auditivos y a veces a los visuales son anormales y hay, generalmente, graves problemas en la comprensión del lenguaje hablado. El habla está retardada y, si se desarrolla, se caracteriza por ecolalia, reversión de pronombres, estructura gramatical inmadura e incapacidad para usar términos abstractos. Generalmente, hay deterioro del uso social del lenguaje verbal y gesticular. Los problemas de las relaciones sociales son más graves antes de la edad de 5 años e incluyen alteraciones en el desarrollo para mirar de frente al interlocutor, para el intercambio social y para el juego cooperativo. Es frecuente el comportamiento ritual que puede incluir rutinas anormales, resistencia al cambio, apego a objetos raros y modelos estereotipados de juego.                                                                                

Está disminuida la capacidad para el pensamiento abstracto ó simbólico y para el juego imaginativo. La inteligencia varía desde “acentuadamente por debajo de lo normal” hasta “normal” ó “superior”. El desempeño en las tareas que requieren memoria  ó capacidad y percepción visual y espacial, es, por lo general, mejor que en las que demandan habilidad lingüística ó simbólica.

 .Características conductuales del autismo:

  1. Déficit de la conducta social
  2. Alteraciones de la comunicación
  3. Anormalidades en respuestas al ambiente físico
  4. Exigencia de invariabilidad en el entorno
  5. Conducta autoestimulatoria
  6. Conducta autolesiva
  7. Afecto inadecuado

 El autismo es un trastorno mental severo que surge en la primera infancia, distinto de la psicosis, de la esquizofrenia ó del retraso mental. Este trastorno supone una distorsión general del proceso de desarrollo, incluidos la comunicación (lenguaje), socialización y pensamiento (cognición), aunque puede que en algunos aspectos el deterioro no exista ó sea menor. Se diferencia de otros trastornos del desarrollo en la desviación más que en el retraso del desarrollo de los procesos mencionados (comunicación, relación,…).

domingo, 20 de mayo de 2012

Indicadores de competencia lingüística




Indicadores de competencia lingüística
NIVEL DE EDUCACIÓN PRIMARIA
Participar de forma constructiva en situaciones de comunicación.

· Establecer relaciones con los compañeros.

· Escuchar con atención y respeto las intervenciones de los demás.

· Pedir la palabra y esperar su turno.

· Pedir información complementaria al profesor y a sus compañeros.

· Proponer temas, ideas, opiniones.

Comprensión verbal.

· Comprensión del vocabulario propio de los textos del ____ ciclo de Primaria.

· Captar el sentido general de textos propios del ____ ciclo de Primaria

· Captar la idea central del texto y distinguir distintos núcleos relevantes de información.

· Comprender un cuento narrado.

· Resumir la idea central de cada núcleo de información identificado.

· Establecer relaciones entre los distintos núcleos de información.

· Interpretar elementos no explícitos, pero sobreentendidos en el texto.

· Hacer deducciones e inferencias al texto. Interpretar el texto.

· Explicar el sentido y mensaje de un texto.

· Captar doble sentido, el sentido humorístico, etc. en un texto.

Expresión oral.

· Expresarse con pronunciación, entonación y ritmo adecuados.

· Expresarse con claridad y estructura lógica.

· Utilizar en su expresión los contenidos adecuados al tema.

· Manifestar coherencia en sus intervenciones orales.

· Apoyar su expresión oral con gestos e inflexiones que denoten el estado de ánimo.

· Recitar textos de memoria, poesías...

Expresión escrita y oral.

· Escribir con legibilidad, direccionalidad, limpieza.

· Construir frases de 6, 8, 10 palabras,
2, 3, 4º
· Completar textos incompletos.
· Ampliar textos: adjetivar, añadir circunstancias o elementos.
· Describir una lámina. Nombrar elementos, acciones implicadas, y circunstancias.
· Contar una historia a partir de unas viñetas dadas.
· Relatar un cuento o historia. Comentándolo e interpretándolo.
· Realizar descripciones sencillas de personas, lugares, etc.
· Realizar narraciones sencillas referidas a su propia experiencia o imaginadas.
· Redactar notas informativas sencillas para su uso personal o para informar a un compañero.
· Redactar con corrección y orden, al menos 6 renglones.
· Interpretar el sentido de una lámina: opiniones, causa - efecto...
· Inventar una historia o una noticia.
· Narrar una película.
· Producir textos escritos de acuerdo con un guión previo.
· Evaluar la adecuación del producto al plan inicial, introducir modificaciones oportunas.
· Anticipar el final de una narración.
· Narrar un suceso extraído de un periódico o revista.
· Producir y realizar una entrevista.
· Adaptar la expresión al contexto, lugar, momento, e interlocutor. Utilizar el lenguaje adaptado a la intención comunicativa: Función expresiva, informativa, y prescriptiva.

Lectura.

· Leer textos de diverso tipo con fluidez pronunciación, entonación y ritmo adecuados a su contenido propios del____ ciclo de primaria. Leer textos informativos y científicos adecuados.

· Demostrar una velocidad adecuada en su lectura (80 palabras/minuto)
· Demostrar una velocidad adecuada en su lectura (100 palabras/minuto)
· Demostrar una velocidad adecuada en su lectura (150 palabras/minuto)
· Demostrar una velocidad adecuada en su lectura (180 palabras/minuto)
· Entonación correcta en lectura oral (con signos de puntuación)
· Utilizar estrategias de apoyo a la comprensión lectora: consultar títulos, ilustraciones, gráficos, información contextual, etc.

· Expresar sus opiniones y gustos personales sobre los textos leídos.

· Desarrollo del hábito lector.

Ampliar la información sobre de los textos leídos y de estudio.

· Anticipar contenidos a partir del título o las ilustraciones.

· Buscar información complementaria al texto leído.

· Localizar y utilizar diferentes recursos y fuentes de información para satisfacer necesidades concretas de información y aprendizaje:

Uso de estrategias de lectura aplicadas al aprendizaje.

· Seleccionar las ideas principales y secundarias de un texto.

· Elaborarse preguntas sobre el texto leído.

· Utilizar las técnicas del resumen y del subrayado como instrumentos para mejorar el estudio.

Ortografía.

· Ortografía natural: separación de palabras, inversión de letras, equívocos entre fonemas, supresión de letras... Uso de las mayúsculas. Uso de m antes de b y p. Sonidos “ca, co, cu, que, qui”; “za, zo, zu, ce, ci”; “güe, güi”. “m” antes de “p y b”
· Corrección en el uso de verbos: “haber, hacer, echar, estar, ir...” Verbos acabados en “bir” Ortografía de los plurales de palabras acabadas en “Y, D, Z”. “ha” como participio de verbos y “ a” como preposición. “R” después de “l, n, s”
· Uso de la b en verbos acabados en “aba”. Ortografía de palabra: "b/v", "h", "g", "j", " x", "y". Resto de normas ortográficas de palabras.
· Separar palabras al final de líneas. Acentuación de palabras.
· Ortografía de oración. Uso de: coma, punto y coma, puntos suspensivos, paréntesis, comillas.
· Incorporar a las propias producciones el cuidado y gusto por el uso correcto de las normas ortográficas.

· Emplear apoyos que permitan resolver dudas ortográficas: el diccionario, la consulta de reglas, etc.

Identificar en los textos de uso habitual los elementos sintácticos que los constituyen.

· Uso correcto del singular y plural.
· Uso correcto de la concordancia verbo sujeto.
· Identificar nombres, clases y variaciones de género y número.
· Identificar adjetivos y conocer sus variaciones.
· Noción de presente, pasado y futuro.
· Uso correcto de la conjugación verbal
· Clasificar palabras por orden alfabético.
· Identificar determinantes: artículos, demostrativos, posesivos, numerales e indefinidos, y usarlos con corrección.
· Identificar pronombres: personales, demostrativos, indefinidos y posesivos.
· Identificar adverbios y usarlos correctamente.
· Identificar sujeto y predicado en oraciones simples.
· Identificar palabras enlace: preposiciones y conjunciones.
· Identificar prefijos, sufijos y raíces en las distintas clases de palabras.
Uso social del lenguaje.

· Hábitos apropiados de comunicación social (saludar, pedir favores, disculparse, expresar sentimientos o emociones, presentar quejas...)

· Mantener conversaciones en busca de información o de intercambio de opiniones.

· Identificar, en textos orales y escritos de uso habitual, planteamientos y usos de la lengua que denotan una discriminación social, racial, sexual, etc., y tender a la corrección en el uso personal.

· Utilizar una lenguaje con corrección lingüística y social en sus formas y contenidos.

· Evitar, en expresiones habituales, usos que denoten distintas formas de discriminación o usos despectivos y peyorativos del lenguaje.






Tomado de Julia Rebolloso Sánchez              SPE- A1. Alicante) y Leandro Oseguera Lomeña           IES Leonardo da Vinci. Alicante)